I can't please everyone

¡This is true!

(No puedo hacer feliz a todo el mundo) Traducción del título.

Ésta gran verdad aprendí ésta semana. Una de las tareas mas difíciles que tenemos los hombres (y creo que tambien las mujeres) es intentar dejar a todos felices con lo que hacemos. Intentar dejar a todos satisfechos con lo que somos.

¡No lo intentes, es imposible!

Mantener nuestras relaciones y agendas en equilibro creo que es uno de los desafíos mas grandes que todos tenemos. No descuidar nuestra familia, no desatender nuestros trabajos, no olvidar nuestras amistades, no postergar nuestros proyectos o emprendimientos personales, no descuidar nuestra salud física y emocional… y la lista podría seguir.

¿Cuál es mi llamado? ¿Cuál es la misión de nuestra existencia? O dicho en las palabras de Rick Warren ¿Para qué estoy en la tierra?

Si te sientes abrumado por tu situación hoy, te invito a volver a tu llamado. Si sientes que no puedes con tu vida y que cuando atiendes un extremo, desatiendes el otro, me gustaría decirte:

¡Bienvenido al club!

Me gustaría darte 3 tips puntuales para que replantees tu semana y hoy puedas descansar.

El primero es que debes aprender a decir que “NO”. Jesús dijo muchas veces que “NO” en varias oportunidades. Un autor que estoy leyendo en éstos días, Alfonso Guevara dice en su libro “Pastores de carne y hueso” que…

“…cuando decimos que “no como Jesús dijo “no”, estamos admitiendo nuestra humanidad, nuestras limitaciones, porque al fin y al cabo somos pastores de carne y hueso…”

El segundo es que debes caminar mas y hablar menos. Salir a caminar se ha vuelto mi válvula de escape emocional cuando en mi oficina siento que me tragan los dragones de la impotencia. Si te fuera posible, aumenta los breaks que tengas en el día y sal a caminar, a tomar aire fresco.

El tercero es que debemos tener mas cuidado en la comida que comemos. Personalmente estoy pasando un tiempo de análisis médicos y por eso, debo cuidar mi alimentación. Hace 5 días que estoy haciendo el ayuno de Daniel o una dieta para cuando no tengo ganas de explicar, y te cuento que me siento con mucha energía.

Días atrás estaba cansado, tenía muchos dolores musculares, palpitaciones y otros problemas de salud, como falta de sueño y constante fatiga.

Hago catarsis con ustedes y les cuento que una gran verdad que estoy comprobando en lo que va del año, es que nuestra alimentación física está íntimamente relacionada con nuestra salud espiritual y viceversa.

Los animo a revisar sus “NO”, sus “Caminatas” y su “Alimentación diaria”. Claramente no lo digo porque pretenda haber llegado, ya que también estoy con exceso de peso.

Estoy en la misma pelea que ustedes y la pelea es la siguiente: Tengo que entender que no vine a éste mundo a hacer felices a todos los que me rodean. Mantener en equilibrio todas las relaciones es una tarea ardua y difícil, pero algo me sugiere pensar que si pongo primero a Dios, el resto se irá ordenando.

Like what you read? Give Jorge Amado Yunes a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.