Recibirán poder y serán mis testigos

El valor de ser testigo

Hace semanas que vengo sospechando un acto de violencia. Todavía no lo he podido ver con mis propios ojos, pero tengo algunos indicios de que la cajera de un supermercado lo está sufriendo. Éste lugar queda a varias cuadras de casa, por lo que no soy un frecuente comprador, ya que tengo otros mercados mas cerca.

¿Cómo me gustaría ser leído por algún fiscal de la Ciudad?

Hace varios años atrás, cuando cursaba mi última materia para recibirme de abogado, tuve que hacer prácticas en un C.G.P. de la Comuna 4, que abarca La Boca, Barracas, Parque Patricios y San Telmo. La mayoría de los casos que atendíamos eran casos de mujeres sufriendo casos de violencia.

Recuerdo un caso muy especial, donde ella vino con su pareja. Ella vino varios jueves seguidos a consultar para alimentos para sus hijos, de su anterior pareja. El se quedaba sentado afuera. Un jueves observé que tenía un pañuelo alrededor del cuello y la sospecha ya era evidente.

Cuando la atendimos en un box privado con otros colegas, nos confesó que su pareja actual la golpeaba, pero que no tenía un lugar a donde vivir y su pareja le daba techo y comida, para ella y sus hijos. Ese día entendí, que nuestras manos estaban atadas y por mas denuncias que le hagamos, si ella no estaba dispuesta a testificar contra el, no podíamos hacer nada.

Para ser testigos necesitamos un poder sobrenatural

Vuelvo al caso de hoy, esa chica de contextura menudita hoy abrirá nuevamente el supermercado. El domingo me atendió con guantes en sus manos y personalmente vi como una señora le regalaba una manzana y ella la escondía, por miedo a ser descubierta.

Pienso en cómo puedo ayudar, o qué puedo hacer yo, como vecino. Tuve el coraje de hablar con una señora que vive cerca del supermercado y me dijo que muchas veces el dueño la echa a la calle y ella intenta ayudarla. La señora me dijo que no podemos hacer nada. Pero nosotros sabemos que podemos hablar con Dios y esperar en su justicia.

Y por supuesto que también podemos denunciar al dueño de ese supermercado por maltrato. Lo que no estamos seguros es si esa muchacha podrá tener fuerzas para testificar contra él. Ella necesita un poder sobre natural, yo también.

Mientras tanto, tengo un amigo en un país donde no hay libertad de culto y cada día, cada mañana, cada tarde que él decide ser testigo del amor de Dios, su vida corre peligro de muerte.

¡No estás solo!

¿Cuánto tiempo perdemos en vanas discusiones, mientras otros al ser testigos valoran cada segundo que pueden estar vivos? ¿Cuánto nos cuesta salir de nuestras cómodas vidas para ver la necesidad del otro? ¿Cuánto poder nos falta tener para llegar a ser verdaderos testigos de la resurrección de Jesucristo?

“…muy cercano está para salvar a los que le temen, para establecer su gloria en nuestra tierra. El amor y la verdad se encontrarán, se besarán la paz y la justicia…”

Desesperadamente necesito hoy un poder sobrenatural para ser testigo del amor de Dios. Aunque en mi país tengo libertad de culto, aunque no me meterán preso por hablar del amor de Dios, muchas veces me siento sin poder para compartir su amor.

¿Cómo puedo ser testigo de la verdad, en tiempos donde hay tantas mentiras?

Miro las noticias, leo algunos diarios y me pregunto ¿Quién tiene la verdad? Escucho conversaciones y soy parte de muchas de ellas, pero sigo pensando que del único gobierno que hablaré por el resto de mi vida, es …

…del gobierno que no tiene fin…

Pero quiero recibir su poder y ser testigo. Para poder ser testigo necesito la misericordia del quebranto. Cada mañana y a cada momento, necesito quebrantar mi “ego” y dejar que “SU” poder viva en mi. Cada vez que quiero tener la razón me peleo con alguien. Pero cada vez que dejo fluir su amor en mi, me mudo al silencio donde tengo paz y mi corazón late con calma.

Los latidos de mi corazón me indican que estoy nervioso, por eso necesito hacer muchas pausas. Estoy viviendo días intensos con una agenda muy agitada. En cada momento que me acelero, necesito volver a enfocar mi mirada, mi función como esposo, como papá, como vecino, como profesional.

Parecería que el lente de mi cámara se desenfoca todo el tiempo cuando me lleno de mi justicia. Pero cuando me encuentro con Su Poder, me encuentra el quebranto y me siento totalmente vacío de fuerzas. Me gustaría ordenar mis ideas y mis pensamientos, pero prefiero dejar fluir las palabras.

Like what you read? Give Jorge Amado Yunes a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.