Tengo que salir del “piloto automático”

El diálogo en la pareja es uno de los problemas mas comunes.

  • El no me escucha
  • Ella no me entiende

Creo que es la queja que mas suena en los consultorios psicológicos o pastorales. Muchas de las razones por las cuales nos cuesta comunicarnos con nuestra pareja es porque nos cuesta poner la mente en blanco.

Estamos acostumbrados a pensar y contestar rápido, casi tan rápido como te preparan el combo del Mac Donald´s. Mientras el te habla, vos ya estás pensando lo que vas a responderle y viceversa.

Seguimos pensando en nuestro relato, mientras estamos en silencio, esperando el momento que hace una pausa para dar nuestro mejor “drive” estilo tenis.

Te estarás preguntando el por qué del pensamiento de hoy. Es porque cuando uno se atasca en la vida, es porque generalmente naufragamos en nuestro propio relato. Hay situaciones y conversaciones que la hemos incorporado a tal punto, que estan en piloto automático.

Necesitamos perder el control sobre nuestras respuestas automáticas.

Necesitamos hacer el esfuerzo de poner en blanco nuestra mente. Amar a nuestra pareja es también escucharla con todos nuestros sentidos. Otro día voy a escribir sobre la escucha activa, pero el otro día volvía escuchar a alguien de decía…Lucho todos los días por buscar a Dios. (ver nota)

El piloto automático nos está matando.

Tenemos respuestas seteadas para cada momento del día. Algunos estallan. Otros se esconden en el silencio. Pero a todos nos cuesta escuchar al otro, mirarlo, borrar nuestra memoria ram, poner pausa y darle nuestros cinco sentidos a nuestra pareja.

Para descubrir y trabajar nuestra madurez en la peraja tenemos que en “algunos” momentos navegar en las profundidades de una charla genuina y sincera. Para que la respuesta sea franca, necesitamos perder el control sobre nuestras respuestas y dejar que Dios nos guíe en nuestro hablar.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.