FIDEL CASTRO, MARCOS Y CARLOS SALINAS

Siempre esperamos que en el nuevo año, ¡todo cambie! Pocos son los que ocultan sus propósitos para los siguientes 365 días, porque unos prometen hacer ejercicio, otros ponerse a dieta, algunos dejarán de fumar, millones aseguran que se van a portar bien. Total, el primer día de cada año, nos sobran las buenas intenciones, pero para el día del atole y los tamales, cuando surgen nuevos compadrazgos “al levantar al Niño Dios”, volvemos a los hábitos que arrastramos desde mucho tiempo atrás.

Sin embargo, el 1 de enero nos trae recuerdos de diversa índole, unos muy gratos y otros tristes. He de citar en esta ocasión tres acontecimientos que vivimos los mexicanos entre 1959 y 1994. Un movimiento guerrillero, revolucionario, se consolidó en territorio mexicano y culminó en La Habana, Cuba. Otro, imitación de guerrilla y que duró escasamente diez días tuvo como escenario unos municipios chiapanecos. El tercero de los acontecimientos nos convirtió en consumidores de frutas, verduras, granos y semillas procedentes del extranjero, alimentos importados.

La semana pasada comente en torno a cuatro mexicanos que en el 2015 entraron a la historia, tres de ellos polémicos como el trío de que me ocuparé en esta primera entrega del 2016. Considero que cada uno tuvo en su proyecto personal dar el salto precisamente en el primer día del año, cuando el setenta por ciento de la población amanece con la resaca; el otro 10 por ciento lo forman quienes por su trabajo específico, simplemente no compartió el pan, la sal, lo vinos y los licores. El 20 restante corresponde a los abstemios y a los que están enfermos u hospitalizados.

La mañana del 1 de enero de 1959 el mundo fue sacudido por un temblor político: Fidel Castro Ruz y sus camaradas partieron en el yate Gramna de las costas veracruzanas hacia la Isla de Cuba. El destino inicial, Sierra Maestra y después posesionarse en La Habana. El objetivo, derrocar al presidente dictador Fulgencio Batista. Cinco años y medio atrás con el asalto al Cuartel Moncada, se inició la lucha contra el hombre que gobernó a los cubanos, primero de 1940 al 44 y después del 52 al 1 de enero de 59. Fidel llegó en 1954 a México y contó con cierta protección gubernamental, siendo su principal custodio el entonces el titular de la Dirección Federal de Seguridad, capitán Fernando Gutiérrez Barrios. Terminaron siendo excelentes amigos.

Castro Ruz de hecho no anduvo a salto de mata, pero si fue huésped de la prisión migratoria en varias ocasiones; la cárcel estaba en una casona de las calles de Miguel E. Schultz, en la Colonia San Rafael, Ciudad de México. Lo conocí en el monumento a José Martí, en el Bosque de Chapultepec. Luego lo vi en una reunión social que tuvo en los Departamentos Pal, de Independencia 101 esquina con Balderas, a una cuadra de la Alameda Central. Ahí estaban Ernesto Guevara, “El Che”, Pedro Miró, Camilo Cienfuegos, Teté Casuso, entre otros guerrilleros revolucionarios. La historia es muy larga, comienza cuando Fidel luchó contra la dictadura de Batista Zaldívar y ahora Fidel junto con su hermano Raúl están festejando s 57 años en el poder, lapso en el que la democracia no existe en Cuba y donde no se han realizado elecciones presidenciales.

También nos despertamos otro primero de enero, pero de 1994, con la noticia de que en algunos municipios de Chiapas había un levantamiento armado. Era el nacimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, el internacionalmente conocido EZLN, encabezado por el joven tamaulipeco Rafael Sebastián Guillén Vicente, quien adoptó el sobrenombre de “Subcomandante Marcos”. Su lucha inicial era derrocar al gobierno federal del presidente Carlos Salinas de Gortari, cuando ya estaba por concluir el sexenio. Se posesionaron de varios municipios e implantaron sus propias leyes, creando los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas. El golpe fue impactante y en el mundo se creía que estábamos en un suceso similar al de 1910, la realidad fue distinta porque no se altero la paz y el orden.

Mucho se especuló sobre los patrocinadores intelectuales y materiales del movimiento que el 10 de enero de 1994, Marcos admitió “el cese el fuego”. Se ha mantenido el posicionamiento zapatista de una región chiapaneca. En el sexenio de Vicente Fox, Guillén San Vicente se autonombró “Delegado Zero” e iba en pos de un recorrido por todo el país, con la anuencia presidencial. El 25 de mayo de 2014 ya no era “Subcomandante Marcos” ni “Delegado Zero”, adoptó el de “Subcomandante Galeano”. Hubo quien aseguró que el ingeniero Adolfo Orive Bellinger era el cerebro del grupo rebelde. Otros más comentaron que el EZLN fue creación de Carlos Salinas de Gortari, pero jamás se fundamentó ese rumor. El caso de los zapatistas está vigente sin ser molestados por la autoridad; se considera que el gobierno federal ha construido vías de comunicación, escuelas y servicios médico-asistenciales, así como otras obras, para atender las demandas que platearon los zapatistas.

Tan controversial como los dos temas antes abordados, lo es el del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que en diciembre de 1992 firmó el presidente Carlos Salinas de Gortari con los gobiernos de Estados Unidos de América y de Canadá. Ese nada popular Tratado entró en vigor precisamente el 1 de enero de 1994 y durante sus primeros cinco años se incrementó la pobreza extrema en México. Hoy nuestro país sigue en desventaja con los otros dos firmantes, porque se carece de la tecnología necesaria para enfrentar la modernidad, lo que le impide reducir costos y aumentar la productividad. Salinas de Gortari fue tan audaz que sabía lo que estaba heredando a los sucesivos gobiernos.

La agricultura mexicana es la que más resultó afectada por el referido Tratado, aprobado por el Senado de la República. Desde muchos años en nuestros hogares comemos frutas, hortalizas, carne, granos y semillas, procedentes del extranjero. El campo fue abandonado y se desplomó la producción agrícola y ganadera, cuando años atrás, México era autosuficiente alimentariamente y exportaba maíz, azúcar, arroz, trigo, frutas, hortalizas y ganado en pie. Triste realidad, nada ha vuelto a ser igual pese a lo que oficialmente propala el gobierno federal.

PREGUNTA PARA MEDITAR:

¿Estará en los planes gubernamentales estrechar relaciones comerciales con Cuba, trazar una política que evite el gobierno autónomo en Chiapas y que proyecte el resurgimiento de la producción agropecuaria?

LO QUE OIMOS EN LA CALLE

URGE MANTENIMIENTO EN EL METRO

Muchos años tardó el Gobierno del Distrito Federal en percatarse de que las líneas del Sistema de Transporte Colectivo, el Metro, requieren de mantenimiento permanente. Bien por la presidenta de la Comisión de Movilidad, de la Asamblea Legislativa, por exigir que se haga una exhaustiva tarea para evitar riesgos a los millones de usuarios. La perredista Francis Pirin ha puesto empeño en que se cumpla con esa tarea, para que paralelamente a la reconstrucción de escaleras en las estaciones de la Línea 2, de Taxqueña a Cuatro Caminos, se dé mantenimiento a las demás líneas. En las dos líneas afectadas, dicen, hacia 45 años que no se revisaron las instalaciones o si se hizo, todo quedó en reportes escritos. Simplemente los relojes, colocados en los andenes, dejaron de funcionar y ni quien se moleste en repararlos.

OCURRIO HACE 56 AÑOS

En 1960 también el cuatro de enero fue lunes. No podré olvidarlo, por dos motivos en mi carrera de reportero diarista. Ese día Manuel Buendía asumió la dirección del diario La Prensa y en la misma fecha fui designado para cubrir la fuente policíaca, cuya información tuvo cambios radicales. De nota roja, como se clasificaba a la información de sucesos sangrientos y violentos, pasamos a la nota policíaca. Recibimos la orden de no teñir de rojo la nota periodística, de no usar frases comunes, de no especular y menos calificar a las personas. Junto con mi compadre Félix Fuentes Medina cumplí la misión, por lo que ambos fuimos distinguidos en enero de 1963 con la medalla León de Bronce y en agosto de 1966 con una mención de reconocimiento especial durante la Asamblea de la Editora de Periódicos La Prensa, S.A. de C.L.

ORIGEN DEL COCTEL “MARGARITA”

Tal vez a muchos de los que visitan este portal les interese saber algo sobre la historia de un coctel que se hace con base de tequila y que recibe el nombre de “Coctel Margarita”. Pues bien, me enteré recientemente que en el bar Kentucky Club, de Ciudad Juárez, Chihuahua, uno de los cantineros hizo la combinación de tequila con jugo de naranja, jugo de limón y hielo triturado; se sirve al ras en vasos o copas anchas escarchado el filo con sal y limón. ¿Y el nombre de Margarita? Porque quien hizo esa mezcla adoraba a una bella joven que respondía a ese nombre, mismo que está internacionalizado por una bebida muy mexicana. No obtuve la fecha en que se hizo el primer “Margarita”, pero lo siguen sirviendo en el Kentucky Bar, en aquellos rumbos donde estuvo el Noa Noa que dio origen a una canción del michoacano Juan Gabriel.

P.D.- Para la agenda personal, Este nuevo año, será bisiesto; tendremos 366 días. Los meses de enero, abril y julio comenzarán en día viernes; febrero y agosto principiarán en un día lunes; en martes iniciarán marzo y noviembre, mientras que junio en miércoles, septiembre y diciembre en jueves, octubre en sábado y mayo en domingo. Siempre el primer día de cada mes nos recuerda los múltiples pagos que debemos hacer y para los católicos es costumbre encender una velita y ofrecerla a la Divina Providencia.

jherrerav@live.com.mx

Show your support

Clapping shows how much you appreciated AlfaOmega’s story.