Música de fondo

La música, un tema fascinante y que da mucho de qué hablar. Hoy escribiré sobre como la música afecta nuestro ánimo, qué papel toma en cada situación y el impacto que tiene en nuestra forma de comportamiento.

Escuchar música, lo hago todo el día, todos los días, todo el año, todos los años. Es una de las cosas que más hago y más me gusta hacer. Hay tanta variedad de géneros para tanta variedad de personas, gustos y exigencias.

Me encontraba un día en clase con el maestro explicando un tema importante que no recuerdo y anotando garabatos irreconocibles para mi memoria en el pizarrón. Yo solo veía todo a mi alrededor mientras en mi cabeza se escuchaba Dark Side of the Moon de Pink Floyd. Movía mi cabeza y daba pequeños pisotones al ritmo de la música mientras todos lo demás parecían estar completamente calmados y atentos.

Es gracioso como recuerdo bien esa clase y muchas otras de mayor importancia o relevancia las olvido por completo. Esa clase en que estuve pero a la vez no, fueron 50 minutos de estar en dos realidades consecutivamente, una en cuerpo y otra en alma.

Me he dado cuenta de que todo el tiempo es igual, nunca falta una melodía en mi cabeza. Como si fuera una película y el soundtrack fuera variando conforme las situaciones o emociones que se van dando.

La música siempre está presente. Si hablamos de situaciones, hay miles de canciones para cada situación por muy particular que ésta sea. Asociamos canciones con momentos o incluso personas. Nos proyectamos en las letras y nos vemos como el protagonista de esa historia. Es increíble el vínculo que formamos con una banda, un álbum o una simple canción.

Hay música para cantar, bailar, llorar, gritar de la emoción, trabajar, hacer ejercicio, bañarse, estar en el campo, manejar, viajar, drogarse, relajarse, amar, desamar, para bebés o incluso para escribir. Ahorita mismo hago esto escuchando The Doors.

A lo que quiero llegar con esto es que todo tipo de situación puede ir acompañado de música, esto quiere decir que nunca vas a estar solo. Siempre va a haber música de fondo en tu vida que te va a ir acompañando incondicionalmente. Nos forma un modo de comportarnos y de vivir las cosas. Te deja fluir, ser tú mismo y expresarte como te gusta y, al mismo tiempo, es un reflejo de quien eres. La música nos define.

Like what you read? Give José Antonio Vargas a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.