Tabaco en Nueva España

Anteriormente un sinónimo de estatus, hoy día ha perdido la popularidad que alguna vez tuvo. Este famoso estimulante tuvo un papel fundamental en los ingresos de la Hacienda novohispana.

En la Edad Moderna el tabaco fue un estimulante fundamental para los imperios que se disputaban el mundo: franceses, ingleses y españoles lograron consolidar esta planta como un monopolio de sus respectivas coronas.

http://www.youbioit.com/files/newimages/5779/377/rodrigo_de_jerez.jpg

El negocio era simple, invitar a que se consumiera para que estos imperios aprovecharan los ingresos por concepto de cosecha, exportación y venta.

Debido a que conocemos el fin de esta historia, sabemos que el tabaco se volvió uno de los estimulantes favoritos, no solamente en la Edad Moderna sino hasta muy pocos años atrás.

Nueva España destacó, en el imperio español, como una joya para la producción y manufactura del tabaco. Se cosechaba en regiones como Veracruz o Yucatán y buena parte se llevaba a la Ciudad de México donde era procesado y se convertía en rapé, puros o hasta cigarrillos.


Mucho se ha dicho sobre el origen del cigarrillo y es casi seguro, aunque no tan conocido, que se inventó en Nueva España. En este virreinato se destinaba papel de arroz para envolver tabaco finamente picado. En algunos casos se podía añadir sabor como el del pulque, la miel u otras bebidas alcohólicas.


La fabrica de cigarros de México se encontraba cerca de lo que ahora es el Centro Histórico. El emblemático edificio se conoce por otras anécdotas y funciones y pocos saben que en La Ciudadela es donde se procesaba el tabaco para crear productos que pudieran ser consumidos, tanto al interior del virreinato como en otras partes del imperio.

https://jorgesierrag.wordpress.com/2014/03/17/la-ciudadela/
Show your support

Clapping shows how much you appreciated José Luis Galván Hdz.’s story.