DIAMANTE EN BRUTO (Verso libre)

Pequeño diamante, ¿dónde vas? No se detiene esa cabeza tuya. Ambición, reacción, creación. Siempre con algo nuevo entre manos.

Técnico y creativo. Pequeño diamante en bruto, siempre pensando en nuevas ideas y desarrollando todo tu potencial.

En un origen te negué. Solo fue hasta que pude conocer la ambición que hay en ti y mi imagen reflejada.

No soy como tú, pero quisiera serlo. Es por tu brillo. Me imagino brillando así.

Es difícil identificar el porqué de que me gustes de esta manera. No sé si es por tu fulgor o por tu dureza.

Me apasiona tu pasión. Me devuelves a la vida. Apartas las tinieblas y me llevas hasta la meta.

Quizás no seas consciente de lo lejos que me impulsaste. Diría que no te importó, porque tú seguías tu camino.

A veces pienso que tu brillo se ha apagado. No es así, diamante en bruto. Nada puede acabar contigo.

Las joyas se heredan. Las joyas cambian de manos. Te posee un nuevo afán por descubrir y experimentar la vida.

Nunca cambies, te dije. No me hagas caso. Cambia y vive, sigue sumando. La vida es puro cambio.

Que nadie te corte las alas, que nadie detenga tu voz. Hay futuro, creo en ello. Y ese futuro eres tú.

Me declaro fan incondicional de cuanto haces y sientes; de cuanto creas y experimentas; de tu brillo y tu diseño.

Solo con llevarte me siento mejor y me creo capaz de todo. Tienes algo, pequeño diamante. Algo que me encanta.

No siempre te tendré en mi ajuar, pero mientras permanezcas veré el mundo con el más puro brillo de tus ojos.

Pequeño diamante de alma robusta, auténtico y real. Vales mucho, tenlo presente, para ti y para los demás.