Jose Verdugo
7 min readApr 10, 2019

--

La campaña electoral continúa con sus últimos coletazos antes de la llamada a las urnas y los principales partidos políticos ya han emprendido su carrera a fondo hacia el 28-A. Los programas electorales ya han sido compartidos y cada formación política ha colocado sus principales preocupaciones entre sus potenciales votantes, pero también en la agenda mediática.

En este reportaje hacemos un repaso de cuáles han sido las principales preocupaciones de los españoles en los últimos años y cómo abordan dichos problemas los programas políticos de estas formaciones, pero también como dan importancia a otros temas que no son uno de los tres principales problemas para la ciudadanía, según el CIS.

Durante esta campaña electoral habrás escuchado una palabra sobremanera: Cataluña. Esta comunidad ha continuado siendo objeto de debate en estas elecciones, puesta como principal preocupación sobre todo para los partidos que se sitúan a la derecha del espectro, pero también muy recurrente en discursos del resto de partidos. Es obvio que se trata del tema político del momento -y lo seguirá siendo-, y los partidos también quieren sacar tajada de ello, ofreciendo propuestas, posibles soluciones y tildando al “enemigo” de hacer las cosas, como mínimo, de una forma que “no deberían”.

Pese a que Cataluña vira en el centro de todo debate político, ¿sabías que en el último macrobarómetro que el CIS, comandado por el sociólogo José Félix Tezanos, sigue sin estar entre las cinco principales preocupaciones de los españoles? ¿Te sorprende? Pues, de hecho, tampoco está entre los problemas que más afectan a la sociedad española, pero mira cómo ha crecido su influencia:

La última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (Marzo, 2019) -que cuenta con una muestra representativa de más de 14.000 personas- para conocer los ‘Tres problemas principales que existen actualmente en España’ siguió colocando a la cabeza de la lista tanto el paro -principal preocupación de forma ininterrumpida desde el año 2002-, seguido de ‘los políticos en general, los partidos políticos y la política’ y de ‘la corrupción y el fraude’.

Sí, mientras que algunos partidos políticos sitúan la unidad de España, la inmigración, el feminismo o los nacionalismos como principales preocupaciones, como principales vértices de sus discursos y de su agenda, sociológicamente la cosa cambia. Y no se trata de algo reciente, no es algo que esté ocurriendo solo en esta última campaña. Podemos observar en este gráfico cómo han cambiado estos problemas para los españoles entre el inicio de esta legislatura y el final:

Si estas elecciones se hubieran celebrado entre julio de 2017 y enero de 2018, entenderíamos que Cataluña fuera el eje central de la campaña, por la influencia del problema a nivel estatal, por situarse como uno de los cinco principales ‘dolores de cabeza’ para muchos españoles y también para muchos políticos, pero la pregunta es: ¿por qué a día de hoy sigue estando Cataluña en la agenda de los partidos como uno de los temas principales? Y a ello le podemos añadir: ¿por qué se habla tanto de los nacionalismos si ni siquiera están entre las 10 principales preocupaciones de los españoles?

Cada partido político juega en su propia cancha.

El empleo es la mayor preocupación en nuestro país, y el problema que más afecta a los españoles, pero no se trata de algo nuevo: la falta de empleo ha sido el tema que, en la mayoría de ocasiones, ha sido el principal problema que detectan los encuestados por el CIS cada mes.

Si nos paramos a ver las estadísticas que maneja el Centro de Investigaciones Sociológicas, concretamente en su último informe (Macrobarómetro marzo 2019), podemos observar que los “dolores” de los españoles también tienen color político y que, obviamente, hay cosas que les importan más a los votantes de un partido que de otro. Por ejemplo, dos temas: la independencia de Cataluña y la inmigración, son preocupaciones en mayor grado para personas que votaron en las últimas elecciones (junio 2016) al Partido Popular o a Ciudadanos, antes que para los votantes del Partido Socialista o de Unidos Podemos.

Pasa lo mismo con la violencia machista como “dolor”: es más para los votantes de izquierda que para los de derecha; así como la educación. Dime a quién votas y te diré qué te preocupa más:

Mientras que el recuerdo de voto a las principales cuatro fuerzas políticas de las últimas elecciones también deja en un panorama bastante ridículo que se hable de Cataluña (como preocupación nacional), de la inmigración, de la unidad de Estado… y no tanto de empleo, de corrupción, de fraude, vamos a ver cómo se reflejaron los “dolores” en el voto, por así llamarlo, indignado: el que no fue a parar a ningún partido, el que se emitió nulo o en blanco, pero también la abstención:

En el último Macrobarómetro del CIS también se puede observar que las preocupaciones acababan en las urnas… de una forma más indignada. El voto ‘indignado’ en blanco o nulo, o la abstención, fueron para la mayoría de encuestados, por una cuestión: no se solucionan los problemas por parte de ningún partido. Y sobremanera un problema, un dolor: el paro. Pero también otro, muy importante: la falta de confianza en los políticos, en general.

Así, los partidos políticos consideran también el desempleo como una de sus principales preocupaciones, siempre ligada a postulados económicos, a teorías y a reivindicaciones ideológicas. La primera causa de preocupación en los españoles ha copado multitud de debates dentro y fuera de la esfera pública y, de cara a las elecciones, es uno de los ejes transversales en todos los partidos.

Tanto PSOE como PP, Ciudadanos y Unidos Podemos reflejan perfectamente en sus programas que el paro también es uno de los problemas a atajar, diseñando un buen número de propuestas de cara a ello, en diferentes niveles y con diferentes puntos de vista, algo que no pasa con Vox, que centra su programa electoral en una propuesta económica de tipo fiscal: han presentado una serie de medidas en materia de impuestos que conforman el grueso de su programa político y todo su programa económico. Aquí puedes consultar todas las propuestas disponibles en materia de empleo*:

*Utiliza “PSOE; PP; Podemos, Cs, Vox” para buscar las medidas. Todas las propuestas que se incluyen en este buscador han sido extraídas de los programas electorales/económicos de los partidos políticos, previa valoración de si son medidas específicas o demasiado generales (no válidas). A fecha de 15 de abril, Ciudadanos no ha publicado su programa electoral.

Pero, ¿es el empleo la principal preocupación para los partidos políticos? A la vista está que se habla mucho de ello, faltaría más, pero creemos que no: mientras PSOE centra su discurso en hacer política -en términos genéricos- para la mayoría, también presenta una serie de medidas de cara al empleo, principal enfoque de su programa económico. Lo mismo pasa con Unidas Podemos, cuyo objetivo principal es “crear un nuevo país”. El empleo forma parte del tercer eje de su programa “horizonte digital y nueva economía”.

Por su parte, el PP ha presentado un programa “que manifiesta que frente al secesionismo solo cabe la aplicación de la ley, la fortaleza del Estado de Derecho y la utilización de los mecanismos constitucionales que nos dimos entre todos”, acompañado de unas medidas en materia laboral que se justifican en un básico titular: “hay que bajar impuestos”. El mismo discurso fiscal comparte Ciudadanos y Vox, que vinculan la creación de empleo con la bajada de impuestos, con la mayor liberalización de la economía y con las facilidades para empresas y autónomos, de cara a una disminución progresiva de un paro que, es normal que siga siendo una preocupación:

La corrupción y el fraude son otro de los problemas que más perciben los españoles, y así lo refleja el CIS. Tampoco se trata de algo nuevo, pues en estos últimos años los diferentes casos de corrupción que han ido conociéndose, muchos de ellos relacionados con políticos en particular o incluso con partidos en general, han hecho que este problema haya ido aumentando:

Desde abril hasta hoy, ha habido un gran ‘vaivén’ de casos de corrupción, y durante la última década se han sucedido más de una veintena, muchos de ellos siguen teniendo gran repercusión en la actualidad.

ERE, Gürtel, los papeles de Bárcenas, a nivel más internacional, los Panama Papers, caso Palmarena, las cloacas del interior… ¿Alguien duda que esto haya tenido repercusión en que el tercer principal problema sea, justamente, los políticos en general, los partidos y la política? Sí, porque la percepción de la corrupción y el fraude, ha ido en muchas ocasiones, muy ligada a la percepción de que los políticos son culpables.

¿Cómo se han mostrado los partidos políticos en campaña con respecto a la corrupción y el fraude? Sencillamente, han utilizado este tema como arma arrojadiza en muchos casos, aunque se ha convertido en principal eje de campaña en un caso: Unidas Podemos, que además también vincula el temor a la derecha con esta preocupación; es decir, que para Podemos en muchas ocasiones, corrupción, fraude y derecha, van de la mano.

Un arma arrojadiza. En eso quedan muchas veces los mensajes. Mientras, la sociedad española sigue mostrando sus preocupaciones, los problemas que más le afectan, qué es lo que ve en su día a día y parece que muy lejos quedan los discursos mediáticos que atajen estos problemas. Por supuesto que todos los partidos han creado un programa teniendo en cuenta estos “dolores”, aunque lo cierto es que la regeneración política, el fin de la corrupción, el cambio de esa tendencia, en algunos programas aparece de forma residual.

Los discursos, de cara a afiliados y simpatizantes, coparán palabras, eslóganes y promesas sobre las principales dolencias de los españoles, pero ¿son lo más importante en su agenda?

--

--