IT y el manoseo de personajes pasados

Apenas hace unas semanas tuvimos nuestros primeros dos vistazos al nuevo Pennywise. Esto desató una marea de comentarios sobre el aspecto que tendría el icónico villano.

Primero, EW reveló un headshot de Bill Skârsgard (el elegido para interpretar al ser interdimensional)

Posteriormente nos dejaron ver el full shot.

Siempre que un personaje entrañable experimenta una reimaginación, la opinión pública se agita y dividen opiniones entre los que la odian, los que la aman, los que les da igual y los que esperaban más.

Lo cierto es que en estas épocas Hollywood está obsesionado por las secuelas. Por colgarse de la nostalgia que provoca ver a personajes que alguna vez estuvieron en boca, de nuevo en el spotlight.

Los argumentos de la falta de historias, de las ganas de aprovecharse de un personaje que ya tiene un fandom establecido que evidentemente irá a ver cualquier cosa que suceda con su personaje favorito, sobran. Ese no es el problema.

El problema reside en la necesidad de manosear títulos que no necesitan nuevos tratamientos. El remake de National Lampoon’s Vacation no era necesario, lo hicieron. El remake de Más negro que la noche tampoco y existe.

Uno de los fuertes de IT es la construcción del ambiente. Eran los 90´s no existía una tecnología capaz de reproducir las visiones de Stephen King. Además estamos hablando de una producción para televisión, en estos casos el dinero escasea. Tommy Lee Wallace construyó un mundo realmente crudo, tal vez a propósito, tal vez no. Pero el carácter de bajo presupuesto otorga a la película una atmósfera de realidad que por la obsesión de Hollywood con el CGI es un tanto improbable que vuelvan a capturar.

En cuanto a la vestimenta del nuevo IT, se nota un trabajo de investigación sobre cómo se veía un payaso de tiempos ancestrales. Sin embargo, lo increíble del Pennywise de Tim Curry es que podía pasar de ser un payaso de fiesta a ser un payaso que alimenta tus pesadillas. El nuevo Pennywise no se ve como un payaso que puedas ver en la calle y no sospechar de el. Ese era el truco de IT, tomar una forma que fuera igualmente amenazadora y divertida. Tim Curry lo logra perfecto, pasa de “juguetón” a siniestro sin muchas dificultades.

Hablando únicamente del atuendo de Bill Skârsgard, no creo que visualmente tenga ese lado “juguetón” que lo convierta en una figura realmente engañosa. El nuevo Pennywise se ve absolutamente aterrador, de eso no hay duda. Sin embargo, ningún niño en su sano juicio se acercaría.

La figura de Pennywise es una que no necesita un remake. No necesita ser manoseado, no por miedo a “mancillar al ícono” o a “faltarle al respeto a una institución de la narrativa de terror”, más bien por la necedad de toquetear historias que no lo necesitan.

Hay muchas cosas que pueden salir bien con este reboot y ojalá que todo resulte exitoso. Sin embargo, ya es hora de dejar de manosear historias pasadas y empezar a generar iconos modernos.

Stay classy Mexico City.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.