Suicide Squad

Que feo es ver como DC sigue desperdiciando oportunidades para cambiar el paradigma de las películas basadas en cómics. Tenían en sus manos la chance de llevar a un grupo de villanos y elevarlos a nivel de héroes y la tiraron a la basura.

Suicide Squad es un revoltijo de situaciones que denotan que algo interesante había en ese guión, sin embargo nunca acaba de cuajar. Se siente llena de personajes que en realidad no son necesarios. En lo personal, podría vivir sin la presencia de Joker, Katana, Captain Boomerang y Killer Croc.

Y es que Squad trata, sin éxito, de reproducir el tono de Marvel. Nada más hay que revisar como Ayer usa Spirit in the Sky de la misma manera que James Gunn lo hace en Guardians of the Galaxy o la escena donde Bruce Wayne se revela como Batman ante Barry Allen (The Flash), que parece copiada de la escena donde Tony Stark visita a Peter Parker en Captain America: Civil War.

Lo cierto es que DC está buscando su identidad. Ya encontró su identidad visual, es momento de encontrar su discurso narrativo.

La búsqueda de la propia voz continúa para DC. La siguiente en línea es Wonder Woman, que correrá a cargo de Patty Jenkins. Es una oportunidad dorada. Wonder Woman será la primer película de superhéroes lidereada por una mujer. Si DC busca sacudirse las espantosas críticas, ahora es el momento. Diana Prince al rescate. Creemos en ti Gal.

Stay classy, Mexico.

Like what you read? Give Josh Mateos a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.