Hoy no, viejo amigo.

Hoy no estoy de ánimos para conversaciones absurdas ni amistades a medias, no estoy de ganas para amores incompletos o promesas quebrantadas, ni mucho menos para corazones rotos o almas perdidas.

No es egoísmo, es amor propio, no es desinterés o antipatía sino apego a mi esencia, ya muchos días he vivido preocupado por los demás y muchas noches he escrito a personas que solo en visto me han dejado.

Es momento de cuidarme a mi mismo, para mi, por mi.

Hoy es uno de esos días en los que no me interesa salir a tomar algo, no importa cuanto mis amigos de botella lo pidan.

Hoy es uno de esos días en los que la cartelera del cine me parece un asco. No importa si mi actor o actriz favorita sale en alguna película.

¿Suena como si fuera un mal agradecido de mierda, no?, pues a la final hoy si lo sea. Pero solo porque ya cansado estoy de este baile, en donde solo yo me muevo.

Mas no has de dudar de mi profundo amor hacia ti, viejo amigo, pues tu eres uno de los poco que ha visto mi oscuridad y en vez de huir, ha tratado de encender una luz.

Pero no hoy. Hoy es mi día, hoy mi soledad y yo tenemos una cita.


One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.