Frustraciones en una Startup cualquiera

El titulo podría quedarse corto con lo que en verdad sucede. Todo es tan mágico, emocionante y quieres comerte al mundo pero lo que no te dicen o no lo leerás en muchas partes es que cada persona es un universo y por ello tiene su forma distinta de pensar, razonar y lo que busca. Cotidianamente reafirmo lo maravillosa que es la vida ya que permite que personas totalmente diferentes logren convivir con otras y hasta en ocasiones con sí mismas.

El comienzo

Toda historia tiene un inicio “Erase una vez”, al igual la tuvo esta historia.

El año pasado, 2014, junto con otras personas iniciamos una startup que había surgido dentro de un Startup Weekend. Si no sabes que es un SW te lo contare rápidamente.

Son eventos donde programadores, diseñadores, marketeros, gerentes de producto, empresarios y entusiastas emprendedores de otras disciplinas, se reúnen durante 54 horas para compartir ideas, formar equipos, desarrollar productos y construir empresas.

Si ya haz participado en alguno quizás comienzas a pensar que fue muy aburrido leer eso, de antemano me disculpo por ello y por lo que continuará.

Retomando mí historia; imagínate casi una decena de jóvenes llenos de energía, entusiasmo, con talentos y disciplinas individuales, en un solo equipo, en verdad suena muy bien y hasta sorprendente. Imaginas a estos jóvenes reuniéndose y trabajando por una sociedad mejor, y así es, se reúnen, planean y sueñan.

Lamentablemente todo esto suele ser repetitivo y comienzan a divagar en ideas y planes sin iniciativa y ni una dirección, es aquí donde esos jóvenes se comienzan a separar para atender otras prioridades (aquí piensas “entonces la startup no era una prioridad, ya perdieron”). El proyecto literalmente muere!

Se toma la iniciativa de lanzar la campaña en Fondeadora para recaudar una cierta cantidad de dinero, ya que se pensaba que lo que faltaba era dinero para comenzar, al iniciar la campaña algunos de los aun integrantes se molestaron pero gracias a esa campaña nos dimos a conocer a lo largo del país, fuimos publicados en importantes noticieros, televisoras, blogs y hasta fuera de país, España fue uno de los que hablo de nosotros. Suena excelente no, ahora ya no estaban molestos.

En paralelo a Fondeadora un muchacho de un popular nuevo sistema de pago nos contacta ofreciéndonos una capital semilla interesante que llamo mi atención en particular, todo sonaba como que la startup había revivido y pronto comenzaría a hacer todo por lo cual fue planeada. Lamentablemente con todo eso comenzaron las divisiones y así el querer desmeritar a otras personas y fue un grave error, uno muy grave en el cual estuve presente y hoy me siento arrepentido.

Se tomaron ciertos privilegios y algunos soñaron en grande que terminamos siendo rechazados por el muchacho y su capital semilla. Pero de repente somos aceptados para dar un Pitch en SUM, las cosas comienzan a mejorar, el equipo se une para armar el mejor Pitch jamás antes hecho, y en ese fin de semana eso pasa, se arma uno muy convincente que nos da entrada a uno de los eventos más grandes de BC y sin duda a equivocarme el más grande de Tijuana. No quedamos seleccionados pero existe un repechaje y en ese quedamos seleccionados.

Todo emocionados pero algunos comentan que deberíamos dejarlo y otros que es una oportunidad, corre el tiempo y se va postergando, llega el último día y se pone un mensaje en el grupo.

Esta SUM y si alguien está interesado en ir, tiene todo el apoyo.

Un integrante levanta la mano y a duras penas logra irse y estar allá y es aquí donde concluye esta parte de la historia.

El desenlace

Teniendo un integrante allá y viendo todo para cumplir con las actividades y requerimientos, sé comienza a pensar que todo ha mejorado y el proyecto será factible, sin embargo, no lo es, un integrante comenzaba a complotar y crear una telaraña de creencias.

Mientras el integrante que decidió irse peleaba en una ciudad desconocida con procesos que no había tocado antes y sin experiencia, un integrante comenzaba a escribir un correo electrónico para desprestigiar al equipo y decir que SUM es un tiburón que sólo se aprovechaba de los emprendedores. Ese correo fue enviado sin el consentimiento de algún otro integrante del equipo, ese correo causa furor en las instalaciones de SUM y un enojo en los demás integrantes del equipo. En lo personal contacte al integrante e intente hacerle entender de mil y una manera lo que había hecho pero todo era en vano, no entendía razón, así que por el momento lo único factible fue que escribiera un correo disculpándose por todo. Días después tuve que asistir a SUM y aunque fue algo precipitado y con algo de temor acepte y estando allá, llego otro correo que fue el tiro de gracia y provoco que fuéramos de nuevo tema de conversación en las instalaciones y hasta en la comunidad emprendedora de la ciudad de donde provenimos. Fue esa gota que derramo el vaso e hizo que todo se fuera en picada, en ese momento el integrante dejo de participar pero no se fue sólo, otros integrante decidieron irse y es entendible, toda esa situación y la atmósfera que se respiraba ya no era sana.

Al regresar decidir desconectarme totalmente del proyecto, a decir verdad hubo momentos en que no quería saber nada.

Días después el ex-integrante decidió amenazar al equipo con una cantidad imaginable de sandeces que a mi parecer no tenían sentido ya, a los días decide vender un dominio que le pertenece a un precio irrazonable, no logro comprender como un dominio que costó $1.99 dlls ahora tenga un precio de $10,000 dlls (puedes reír). Al pasar los días aún continuaba queriendo obtener algo del equipo y vender ese dominio, al final opte por darle el avión y no escuchar. Hace una semana me llega un correo diciendo que nos apoyara, ya que, comenzó con una iniciativa parecida pero que todo era por nuestro bien y el ecosistema de la ciudad.

Hoy en día, bueno hasta el día de hoy, hay un integrante en SUM, D.F. el cual al parecer le gusta estar allá. Otro integrante se mueve para buscar dinero y fondos para ir todos al D.F. y alimentarnos de todo lo que hay allá. Yo soy un hippie non-profit y sólo quiero ayudar. La última integrante sólo quiere ayudar a las personas.

Hoy planee la siguiente estrategia fuera de todo eso de SUM, planes y X cosas que ni sé que sean. Como puedo decirlo, no nos fue tan mal con Fondeadora y SUM y fueron cosas impulsivas. No me gusta preguntar mucho.

Conclusión

Como dicen nadie escarmienta en zapatos ajenos y mi historia podría jamás ser la tuya. Y si es así te felicito porque en verdad debes ser un gran líder y analizador del comportamiento de las personas. Pero si no, te recomiendo aprender a llevártela tranquila.

Algunos consejos son:

1. No hagas equipos muy grandes porque al comenzar no se necesitan muchas personas sólo grandes ganas y motivación

2. Involúcrate más con los integrantes, date el tiempo de conocerlos, su experiencia, que quieren del proyecto y si te consideras malvado, ponles retos y ve cómo reaccionan.

3. Plasma la visión, misión, objetivos y todos los cimientos del proyecto y hazlos saber cada vez que puedas al equipo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.