7 consejos básicos para comenzar a filmar tus primeros videos.

El mundo en el que vivimos hoy y todas las herramientas que tenemos a disposición nos dan la posibilidad de poder generar contenidos audiovisuales para nuestras propias redes o las de nuestros clientes sin ser unos fervientes candidatos al óscar.

Y si bien uno de los factores más importantes es la creatividad, es necesario que tengamos en cuenta algunas cuestiones para no perdernos en el proceso.

Crear un guión

Tener una idea de lo que vamos a filmar es importantísimo y para eso necesitamos crear un guión. Básicamente es un texto que literalmente expresa en palabras cuáles son las imágenes que vamos a ver en pantalla cuando el video esté finalizado. Si bien está escrito en orden cronológico, no significa que esas imágenes se filmen en ese orden.

Un guión puede tener varias estructuras: pueden ser simplemente oraciones y párrafos como cualquier texto o puede ser algo más parecido a ésto.

Al fin y al cabo lo importante no es la estructura si no que les sirva tanto a ustedes como a su equipo para tener una visión concreta y clara del video que se creará. Incluso podría ser un guión ilustrado, también conocido como Storyboard. Tal vez yo en algunos trabajos voy “a ciegas” sabiendo las imágenes que necesito filmar y en otros trabajos donde hay menos margen de error me planifico todo lo más posible.

Una gran ventaja de hacer esto es que se gana mucho tiempo, porque a partir de la planificación pueden filmar sólo lo que necesitan y no perder tiempo en planos que no sirven. Aunque de la mano de ésto en un sentido completamente opuesto también tenemos que tener “cintura” para improvisar porque a veces puede pasar que aquello que van a buscar por algún factor externo no se puede conseguir.

¿Con qué filmamos?

Se imaginarán que hay en el mercado una gran variedad de equipos diferentes para trabajar. En mi caso he experimentado con cámaras Canon y una amplia cantidad de lentes aunque actualmente tengo una Sony a6300. También cámaras 360º y GoPro’s. Y no nos olvidemos de nuestro querido Smartphone.

Si son profesionales seguramente no encuentren demasiado valor en éste artículo, pero siendo una guía para principiantes, me gustaría alentarlos a que no piensen el equipamiento como una limitación. No necesitan comprar una súper cámara para salir a filmar y más importante aún: no puede ser una excusa.

Hoy los Smartphones les dan una amplia posibilidad de herramientas y aplicaciones, que si bien no les van a permitir obtener una calidad cinematográfica digna de generar millones de dólares, es suficiente para empezar a experimentar. Más teniendo en cuenta que ese contenido se va a difudir a través de redes sociales y en ese contexto pueden “salirse con la suya” con respecto a la falta de calidad, siempre y cuando sean capaces de generar un contenido atractivo y creativo.

La iluminación

Suponiendo que no seamos profesionales y recién estemos comenzando, muy probablemente no contemos con equipos para iluminar (algo de vital importancia a la hora de realizar audiovisuales). Es por eso que lo ideal es tener el mayor cuidado posible con respecto a esto. La recomendación es que intenten filmar en lugares con mucha iluminación, si es un exterior (día) probablemente no tengan problemas y si es un interior, traten de hacerlo en algún lugar en donde tengan mucha luz. Hay que tener en cuenta que lo que parece “mucha luz” para el ojo humano muchas veces no lo es para la cámara, por lo tanto si pueden chequear dos veces el lugar o ir antes para revisar si la iluminación es suficiente van a ahorrarse muchos problemas.

Los valores de plano.

Imagen: http://apuntesdeclase.com.ar/audiovisual-composicion.html

Cada plano es diferente y expresa algo distinto. Tendrán entonces ustedes que identificar qué es lo que quieren contar para saber qué plano quieren utilizar. Los planos más abiertos sirven para situarnos en un espacio y a medida que nos vamos “cerrando” incrementamos la importancia que le damos al objeto, persona o simplemente sector del encuadre sobre el cual ponemos nuestra atención.

También es importante cuando uno va filmando tener la capacidad de pensar en la edición. No podemos grabar todo en el mismo plano porque vamos a terminar teniendo un video muy monótono probablemente, entonces en este caso entrará en juego nuestra capacidad como directores, para determinar qué planos usar en cada momento y cómo éstos podrán convivir luego como un todo.

Un buen consejo puede ser que vayan pensando lo que necesitan hacer y busquen bastante variedad de planos. Si tienen planos de más no hay problema, de última después no lo editan y listo, quedan afuera o les sirve para otra cosa, más pensando si van a trabajar en redes sociales. Si filman 200 planos y en el video entran 100, les quedan 100 planos para subir a Instagram Stories, para hacer una imagen para Twitter, o sacar una captura y subirla a Facebook, incluso utilizar un video “mal filmado” y ponerle texto arriba.

Por otro lado, a veces los clientes vienen y te dicen: “estos dos o tres planos no me gustan” y hay que cambiarlos.

Si encuentran algo que quieran filmar pueden filmarlo quieto, luego con un paneo, luego con un tilt, luego desde un lado y del otro, etc… De esa manera también se pueden cubrir y darle al editor (que pueden ser ustedes o no) muchas opciones para trabajar.

El sonido

Frecuentemente se dice que el sonido el el 50% del video. Y es verdad. En algunos casos si están realizando un video básico y no tienen buen registro sonoro pueden cambiarlo por una música. Pero no siempre es posible ya que tal vez tienen diálogos. En ese caso lo óptimo es conseguirse un micrófono.

Hay muchos micrófonos baratos que pueden conectar a la cámara, tal vez algún corbatero por ejemplo. Pero en caso de que estén filmando de una manera mucho más casera, pueden utilizar algún grabador externo o incluso su propio celular para realizar un registro de audio mejor que el de ambiente que tiene la cámara. Tengan la precaución de que no haya mucho viento o intenten evitarlo, ya que eso es algo que frecuentemente arruina el registro.

En caso de que el registro sonoro sea malo, siempre tienen la opción de “doblarlo” en postproducción en el caso de los diálogos (no es muy recomendable) y de agregar sonidos o ambientes que puedan encontrar en Youtube o en Internet.

La edición

En esta etapa, además de saber utilizar el software de edición que elijan, van a tener que sacar a relucir sus aspectos más creativos, ya que es aquí donde vamos a transformar todos los elementos que tenemos a disposición (videos que hayamos filmado, imágenes, música, etc) en un producto final.

Es clave lo que mencionaba antes sobre la variedad de planos porque si llegan a la isla de edición con todos planos muy parecidos y con poca dinámica, no van a poder potenciar demasiado el producto final. Es algo que puede pasar: uno a lo mejor cuando va a filmar no se toma la precaución de buscar todos esos planos y después cuando llegamos a postproducción hay cosas que se pueden arreglar y cosas que no. El hecho de no tener material no se puede arreglar en post. Por lo tanto a la hora de filmar tiene que estar en nuestra mente ésta idea de que vamos a necesitar determinados planos para que nuestra edición sea óptima.

Otra cosa que posiblemente requiera edición es la música. Puede ser que
la canción que elijamos usar dure por ejemplo 3 minutos pero nuestro video debe durar 1, por lo que será necesario hacerle algún tipo de corte
para que tenga menor duración. Si sucediera que la canción elegida no comenzara ni terminara en los momentos que nosotros deseamos, bueno eso lo tendremos que fabricar.

Algo que suelo hacer es seleccionar una canción y revisar las partes que más me gustan, hacerme una idea de que quiero hacer en mi video y luego editarlas de tal forma que la música acompañe los ritmos o climas que quiero para mi edición.

La música

La música pueden bajarla de Youtube y tienen dos alternativas.

La primera: Youtube tiene una sección que se llama Audio Library donde directamente tienen una base de datos de canciones sin Copyright, por lo que no van a tener problemas de uso. Diferente es si tienen una canción de un artista famoso. En Youtube esta más o menos resuelto porque ya no te bajan el video ni te lo mutean, pero en Facebook sí. Si suben un video con una canción de un artista conocido, te lo bajan y te bloquean la cuenta. A mi ya me paso. Primero te la bloquean por un día, después te la bloquean por 7 y después chau.

Otra cosa que pueden hacer es buscar en Youtube “musica sin copyright” o “no coyright music” y bajar alguno de esos audios con algún programa como el aTube Catcher.

En fin, éstos son simplemente algunos consejos o ideas sobre las cuales deben depositar su atención para ir cuidando la calidad de su producción cuando recién están comenzando a trabajar. Si bien parece difícil al comienzo, si tengo que dejar una conclusión o un consejo sería el siguiente:

Mientras más se equivoquen más van a aprender. No se paralicen ante los desafíos: encárenlos. Si bien es posible que al comienzo sean complicados de superar, tarde o temprano con trabajo y esfuerzo van a dominar hasta los obstáculos más difíciles.

Si tienes alguna duda, consulta o necesitas orientación, no dejes de contactarme. Si puedo darte una mano, lo haré con gusto. Me encuentran como @jpbrach en todas las redes sociales. Un abrazo!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.