Arsenal — Tottenham, una rivalidad que paraliza Londres

El mediodía de domingo tendrá su foco puesto en el norte de Londres

Edición número 179 de uno de los clásicos más importantes del fútbol inglés. Tras una semana de Champions League para ambos, se enfrentan uno de los punteros ante el único invicto de la actual Premier League.

En ciertos casos, la cercanía marca rivalidad. Un claro ejemplo de ello es el derbi del norte de Londres que enfrenta a dos de los equipos más grandes del fútbol de Inglaterra: Arsenal y Tottenham.

Sólo seis kilómetros separan White Hart Line y Highbury, las dos cunas clásicas de ambos equipos. Sin embargo, el derbi no nació cuando compartían el extremo norte de la ciudad. Los Gunners se iniciaron en Wolvich, más precisamente en la localidad sureña de Plumstead (por entonces llamada Kent) y recién llegaron al norte en 1913.

El primer choque entre ambos tiene un toque humorístico. Fue el 19 de noviembre de 1887 y debió ser suspendido, faltando quince minutos, por falta de luz. Hasta ese momento los Spurs ganaban 2 a 1, por lo que se dice que se quedaron con el primer choque. Por otro lado, el primer enfrentamiento por Liga fue en 1909, con triunfo de los Gunners por 1 a 0.

Como ya hemos mencionado, recién en 1913, el Arsenal llegó a Highbury y los enfrentamientos durante esos años correspondieron a la London Combination, competición de fútbol inglés que se disputaba durante la Primera Guerra Mundial.

Justamente la guerra fue una de las culpables de que creciera el odio entre ambas instituciones. ¿La causa? Una vez terminada la misma, la First Divison fue expandida a dos equipos más, por lo que se debía decidir quiénes ocuparían esos lugares. El primero, quedó para el Chelsea, que iba a descender, ya que había finalizado en la decimonovena colocación en la Liga. Mientras tanto, el segundo lugar se esperaba que sea del Tottenham (20º en la primera división) o del Barnsley (3º en la segunda). Pero el Arsenal, que había terminado quinto en la segunda categoría, ganó finalmente la polémica votación, en la cual se acusa a su presidente, Henry Norris, de haber utilizado algunas estrategias extrañas para ganar la elección.

Igualmente, en la siguiente temporada, Tottenham ganó sin problemas el campeonato y volvió a la máxima categoría, como también volvieron los duelos que en ese momento se caracterizaron por la rudeza. Tal es así que un encuentro jugado en septiembre de 1922, llevó a que ambos clubes sean suspendidos y deban jugar sus partidos a puertas cerradas.

Durante las décadas del ’30 y ’40 el clásico pasó por una gran sequía ya que los Spurs pasaron varios años sin jugar en la primera división. Mientras tanto, Arsenal hacía las veces de local en White Hart Lane ya que su estadio era utilizado como una de las estaciones de la AARP. El reencuentro fue en un partido correspondiente a la FA Cup de la temporada 1948/49, en el cual los Gunners se impusieron por un apabullante 3 a 0.

Desde 1950, sólo una temporada el Tottenham ha perdido la categoría por lo que hubo un gran catálogo de clásicos. Una gran característica es que chocaron en instancias claves de las copas, como las recordadas semifinales de FA Cup de 1991 (3 a 1 a favor del Tottenham) y 1993 (1 a 0 a favor del Arsenal).

En paralelo, hubo consagraciones de los dos y los constantes reproches y cargadas de los hinchas. Los Gunners suelen sacar pecho por ser un gran ganador a nivel local y, mientras que Tottenham se cataloga como un equipo copero, que supo trascender las fronteras nacionales y lanzarse a Europa, llegando a levantar la Copa UEFA en dos oportunidades.

En los bancos… ¿Se sacarán diferencia?

Wenger y Pochettino, un proyecto vigente y otro que se afirma

Si hay algo que llamaba poderosamente la atención en los clásicos en los clásicos de los últimos años eran los constantes cambios de entrenador del Tottenham.

Tal es así, que desde que Arsene Wenger tomó las riendas del Arsenal, a finales de septiembre de 1996, por el banco de los Spurs pasaron un total de doce entrenadores, hasta llegar al actual ciclo de Mauricio Pochettino, a cargo de Tottenham desde mediados de 2014.

Hasta el momento, cinco fueron los enfrentamientos entre el argentino y Wenger en los derbis del norte de Londres, con un triunfo por lado (el del Arsenal por Copa de la Liga) y tres empates.

¿Cómo le fue a Wenger en los clásicos?

20 años cumplió en su cargo Arsene Wenger hace algunas semanas y el balance en sus dos décadas al frente del Arsenal tiene una suma de 48 clásicos disputados (40 por Premier League, 2 por FA Cup y 6 por Copa de la Liga).

Con el francés en el banco, Arsenal ganó 22 partidos (17 Premier, 2 FA y 3 Copa de la Liga), empató 19 (17 premier y 2 Copa de la Liga) y fue derrotado en sólo 7 oportunidades (6 Premier y 1 Copa de la Liga)

El último y único triunfo del Tottenham en Emirates

Gareth Bale, uno de los protagonistas del único triunfo de Tottenham en Emirates

A mediados de 2006, Arsenal recorrió unas cuadras y pasó de Highbury al Emirates y desde ese entonces recibió a los Spurs en su modernísimo estadio 13 veces (10 Premier League, 2 Copa de la Liga y 1 FA Cup), registrándose sólo una victoria de los visitantes.

La misma se dio en el marco de un inolvidable partido (sobre todo para Tottenham), debido a que Arsenal ganaba 2–0 antes de la media hora, con los goles de Samir Nasri y Marouane Chamakh, y la visita revirtió el marcador durante el segundo tiempo gracias a los goles de Gareth Bale, Rafael van der Vaart y Younes Kaboul.