Internet, más allá de las redes sociales

Toma un momento, revisa lo que tienes en tu navegador, revisa las aplicaciones activas en ese celular que se encuentra muy cerca de ti (si no es que lees esto en él), estoy seguro que al menos hay una aplicación activa todo el tiempo: Facebook o Twitter o Whatsapp. Ahora vamos un poco más lejos y presta atención a las personas que te rodean, seguro hacen lo mismo todo el tiempo: revisan sus redes sociales, dan “like” a las cosas que hacen sus amigos, se creen fotógrafos en Instagram y publican cualquier cosa que quepa en 140 caracteres en Twitter.

¿Cuál es el problema con eso? Que no le están sacando todo el provecho a algo tan grandioso y exageradamente gigantesco como el internet. Las redes sociales nacieron del boom del internet (aunque no lo parezca) pero nos hemos perdido en un par de aplicaciones y dejamos de ver el mundo de posibilidades frente a nosotros. Creo que buena parte de esto es culpa de la educación de un país tercermundista en el que no nos enseñan a ser productivos y eficaces utilizando herramientas que permitan maximizar nuestras capacidades, nada de eso. Nuestra juventud y niños (la próxima generación productiva) se está perdiendo en dar un par de clics para decir que les gusta algo o compartir cosas que poco valor generan.

Esto es lo que podrían hacer utilizando internet:

Compartir una lista de compras con tu esposa. Organizar las tareas que tienes pendientes y revisarlas en cualquier dispositivo a tu alcance. Establecer actividades con tu equipo de trabajo y un tracking detallado del mismo. Apps que te recomiendo: Wunderlist, Trello, RememberTheMilk, 2Do.

Anotando cualquier cosa que viene a tu mente y que después te servirá para escribir ese magnifico ensayo. Tomar notas de voz para escucharlas luego y eliminar el riesgo de olvidar cualquier cosa. Tener un acceso rápido a anotaciones que te salvan la vida en una cola dentro del banco. App que te recomiendo: Evernote.

Dejar de navegar entre web y web para revisar que hay de nuevo. Usa Feedly y conecta todas las web a un mismo punto, revisa rápidamente, selecciona y almacénalos en Pocket para leer luego.

Conversa con todo tu equipo de trabajo, genera comunicación hacia todos utilizando Slack, verás como todos se conectan rápidamente y deja de existir la desinformación para algunos.

Trabaja todos tus documentos en cualquier lugar, deja de cargar una USB y mantenlos en la nube. Guardalo todo y mantenlo sincronizado en tus dispositivos utilizando aplicaciones como OneDrive, Dropbox, Google Drive.

Escucha lo que quieres, selecciona de bibliotecas casi infinitas donde seguramente estará lo que estas buscando para ese momento de tensión y poca creatividad. Aplicaciones como Music de Apple y Spotify son un rotundo éxito en el streaming musical. Shazam te ayudará a reconocer canciones y agregarlas a las playlist de streaming a dos clics de distancia.

Adios TV y bienvenido streaming de video, no tengo forma de presentar a Youtube, pero sí te puedo presentar perfectamente a colecciones de películas, documentales y series como Netflix.

¿Como van las metas del año? Haz un tracking adecuado sobre lo que haces para conseguir esos hábitos utilizando Coach.me y como probablemente estás tratando de bajar de peso utiliza MyFitnessPal para anotar todo lo que comes.

Siempre se puede aprender, y cuando manejas y no puedes leer entonces la opción que queda es escuchar podcast: UCast es una app genial para mantenerte activo todo el tiempo, no puedo mencionar la cantidad de cosas que he aprendido mientras manejo en el hermoso #traficogt.

Escucha la radio de cualquier país usando TuneIn Radio.

Mantén el control de tu dinero, puedes registrar lo que acabas de gastar en la tienda de la esquina o el restaurante favorito con aplicaciones de tracking como Mint o Money Wiz. Y en este dorado siglo todos los bancos tienen sus propias aplicaciones para accesar facilmente a tu información financiera.

Recordar es vivir, ver lo que ha pasado en nuestras vidas nos permite aprender… te recomiendo que uses Day One o 5 Journal para llevar registro de lo que ha sucedido en tu día a día.

Aprende a cocinar, aprende a programar, aprende a hacer aquello a lo que tanto le temes, lo que sea … vas a encontrar un curso en línea o videos explicando como hacerlo.

Publica contenido, participa de la red, forma parte del inmenso mar del internet y crea un blog para postear lo que venga en gana: WordPress o Blogger son las opciones clásicas.

Podría escribir muchas líneas más, de diferentes cosas y para diferentes objetivos; internet es tan inmenso como la genialidad de millones de personas, no debemos desperdiciar su potencial. Olvídate un momento de las redes sociales y aprovecha para hacer algo que realmente te facilite la vida, a menos que (aclaro) seas un Community Manager de profesión.