Foto Por ImagenesDominicanas

La locura del transito dominicano

El cuento de como casi morí tres veces


Tengo que confesar, cuando me mudé a La República Dominicana, no tenía muchas expectativas, sino sabia que mudarse a una cultura diferente que en la que uno creció viene con muchas sorpresas. Sin embargo, una expectativa que si tenia era que la vida aquí sea más tranquila que la vida en Los Estados Unidos.

Pues, lo que encontraba hasta ahora es una verdadera sorpresa. En el año pasado, casi me han chocado tres veces, y yo un conductor muy atento! A varios de mis amigos les han chocado, dos de los cual se murieron. También he visto noticias de la muerte terrible de acerca de cien personas en Jarabacoa misma. Todo eso pasó en un solo año, y no tiene razón!

Déjenme contarles algunas historias de lo que he experimentado este año.

La primera vez alguien me chocó era nada más que una niña de catorce años. Ella manejaba hacia mi, su hermano menor montado atrás, en el lado opuesto de la calle, saludando a sus amigos sin mirar dónde iba. Me paré y grité y ella no hizo caso. Me chocó y terminó postrada en la calle inconsciente. Terminé en televisión, y después, todo el mundo me preguntaba, “No eres el gringo que chocaron? Como estas? Y la niña?”. Era una fama que preferiría no tener.

La segunda vez, yo manejaba a Constanza, varias horas en un camino peligroso que en muchas partes solo tenía espacio para un vehículo a la vez. De una vez, me apareció un camión en exceso de velocidad. Me moví del camino para que haya espacio, pero ya no quedaba espacio para mi, por lo tanto me voltee y caí postrado. El camión aún no redujo la velocidad.

Otro día, me monté atrás del motor de un amigo Dominicano y andábamos hacia el gomero. Algún loco andaba en vía contraria. Casi nos chocamos pero grité y al ultimo segundo se desplazó bruscamente para pasarnos por el lado. “Son locos aquí”, dije a mi amigo.

Crédito de la Foto: Atraccion360

Y realmente eso es la verdad. Tengo dos amigos que se murieron el año pasado. Uno por no llevar su casco cuando chocó con un carro. Otro murió dentro de un carro cuando otro vehículo se voló una luz en rojo y le chocó. He visto en las noticias, cuentas innumerables de otros muertes de tráfico. Un hombre que perdió control de su camión y chocó con una niña al lado de la calle y la mató. Otro hombre borracho en motor que chocó con cuatro niños en bicicletas, matando tres.

Leí últimamente, que La República Dominicana es el país con el tráfico más peligroso del mundo, y pues, yo lo creo. Pero ya, basta. No tiene que seguir así. Sé que aquí a la gente no le gusta seguir las reglas. Ni a mi tampoco. A mi lo que me gusta es la libertad. Pero sin respetar a los demás ni vigilarlos, ni tenemos libertad. No es libertad vivir con miedo de que quizás mañana seamos nosotros, o sean nuestros amigos, o sean nuestros hijos que se mueren.

Credito de la Foto: El Rayaso

Estamos de acuerdo que algo debe cambiar? y pronto! Ya bastante gente se han muerto. Dios nos da una sola vida. La vida es demasiado preciosa para tratarla así. En vez de eso, vamos a cuidarla y valorarla. Hicieron las reglas de la calle con propósito de guardar vidas. Así que, vamos a hacer mas seguras las calles por empezar en cumplir esas reglas. No por su propia causa, sino por las vidas de los que amamos.


Soy Josiah Sprague. Trabajo en el colegio Doulos Discovery School en Jarabacoa, como profesor de comunicación. Este es mi primera vez en publicar algo escrito en español. Solo tengo un año aprendiendo esta lengua. Así que, favor de disculpar los errores.