El gran problema español, el proceso soberanista catalán desde varios ángulos

Estas entrevistas exponen el problema nacional del proceso soberanista catalán desde tres puntos de vista diferenciados

Cataluña, o más concretamente, su tendencia separatista, es uno de los grandes problemas españoles de ámbito nacional. Por estas cuestiones se les preguntó a Josep Fontana, Méndez de Vigo y Félix de Azúa. Cada uno prestó su distintivo punto de vista (historiador catalán, portavoz del Gobierno y barcelonés viviendo en Madrid, respectivamente) hacia el tema.


Entrevista a Josep Fontana (eldiario.es) 28 de noviembre de 2014

En esta entrevista, Enric Català, periodista de eldiario.es, se cita con el profesor e historiador Josep Fontana en pleno debate sobre el referéndum soberanista catalán, desde la segunda pregunta, el periodista deja claro el tema de la conversación:

P. ¿No resolvimos los problemas de unidad y simbología cuando otros resolvieron los suyos? Parece que aún los tenemos pendientes.

Escojo esta pregunta porque el periodista no tarda en preguntarle sobre el problema de unidad y simbología español (clara referencia a Cataluña), creando algo de polémica dejando a España como un país algo atrasado en estos aspectos.

Pregunta con respuesta clave:

P. ¿Qué ha pasado en Catalunya en estos tres últimos años para que coincidan emociones distintas?
R. Tiene una explicación larga. Para hacerla lo más corta posible empieza por el timo de la Transición, por la forma en que se hace. No solo es un timo por el problema del régimen autonómico, lo es también en otros muchos sentidos. Lo es cuando unas izquierdas que han pedido a la gente niveles de heroísmo durante el franquismo, que se jugaran la libertad y la vida por conseguir unos objetivos, se olvidan de lo que habían defendido cuando llega el momento y aceptan la continuidad de gran parte del aparato social del franquismo: jueces, profesores, etcétera, a cambio de acceder a los privilegios de ser parlamentarios.
Esa es una parte. Desde el punto de vista autonómico hay hechos escandalosos. En el mismo momento en que el PSOE y el PCE están publicando manifiestos en los que hablan del derecho a la autodeterminación y no sé cuántas cosas más, uno se entera, a través de las memorias publicadas por un miembro de lo que sería el Cesid y CNI, entonces llamado Seced, de la conversación que mantienen Felipe González y Alfonso Guerra, antes de legalizarse el PSOE, con Casinello y otros militares, donde hablan con franqueza lo que piensan, que es lo contrario de lo que dicen en los manifiestos.
¿Qué sucede hace tres años en Catalunya? Tuve la oportunidad de ver la manifestación del 11 de septiembre de 2012 de manera privilegiada. Estuve como invitado en el stand de Catalunya Radio, con acceso a los monitores de televisión y a toda la información de lo que sucedía en la calle. Fue una experiencia que había vivido pocas veces. La anterior en la manifestación contra la guerra de Irak. Son movimientos populares y espontáneos. Esta vez estaba fuera de la manifestación, pero en las otras veces he estado dentro. Ves que las personas que están son de tu barrio, familias que conoces: el marido, la mujer, los niños. No fueron movilizados por los partidos ni por nadie. Los partidos tienen una capacidad de movilización escasa. Acuden a la manifestación porque responden a un malestar, y ese malestar, y es lo que muchas veces no se ha entendido, se suma a la idea de que están sufriendo una serie de agresiones. Es un malestar contra la situación social de aquellos momentos.

Entrevista a Méndez de Vigo (El País), 22 de enero de 2017

En esta segunda, Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Gobierno, es entrevistado por Javier Casqueiro y Pilar Álvarez, periodistas de El País, y preguntado, además de por la situación política estatal, por los problemas en Cataluña. Es en la quinta pregunta cuando los periodistas van al tema clave:

P. ¿Abrir un despacho en Barcelona y repetir sin avanzar que no se puede discutir la unidad de España ni la soberanía nacional de todos es tener un plan B para seducir a Cataluña?

Elijo esta pregunta porque aborda el tema del proceso soberanista catalán y además uno de los planes que tiene el Gobierno para revertir la tendencía separatista catalana.

http://politica.elpais.com/politica/2017/01/21/actualidad/1485022302_978503.html

Pregunta con respuesta clave:

P. Como portavoz de este Gobierno de Rajoy, ¿qué diferencias ha notado con el anterior?
R. (Silencio largo). Este Gobierno es consciente del mandato que nos han dado los españoles, de un parlamento donde no hay mayorías, con un sistema que hemos conocido durante 40 años de un partido de centro izquierda o de centro derecha con apoyos de nacionalistas que ha cambiado completamente porque ahora, con el partido nacionalista catalán, es muy difícil entenderse porque supedita todo a posiciones independentistas, y han aparecido dos partidos nuevos con muchos escaños. La diferencia es que hay que atender ese mandato, hablar mucho, dialogar mucho y buscar acuerdos.

Entrevista a Félix de Azúa (El Mundo), 4 de febrero de 2017

En la última, Emilia Landaluce, periodista de El Mundo, se reúne con Félix de Azúa, una voz catalana autorizada, para preguntar por la situación de la comunidad. La periodista, no es hasta la séptima cuestión, cuando decide abordar el tema del referéndum:

P. Ada Colau dice que quiere un referéndum pero que no es independentista.

Distingo esta pregunta porque es la más directa, pregunta directamente por el referéndum, o por la clase de consulta que quiere Colau para iniciar el proceso soberanista catalán.

http://www.elmundo.es/opinion/2017/02/04/5894d938268e3e4a0b8b45da.html

Pregunta con respuesta clave:

P. Sé que ya no le gusta hablar de Cataluña pero ya que presume usted de Casandra…
R. Estoy casi convencido de que dada la ineficacia del Estado español y del poder de las 51 fortunas que, según su periódico, hay en Cataluña, esto se va a alargar. Y un día, se tranquilizará como en el País Vasco porque estos rurales (un voto en Bañolas vale ocho de Barcelona) se darán cuenta de que tienen que volver a la viña y habrá un periodo de serenidad. Luego volverán a agitarse las cosas. No hay solución salvo aplicar el 155, constituir un estado de emergencia y suspender el Estado de autonomías. Y eso no va a pasar…
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.