Rescate social

La moneda social ayudaría a más de 5000 familias en riesgo de exclusión en Alicante

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos hacia ella y ella se aleja otros dos. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, para caminar” (Eduardo Galeano) | JL García

A Juan se le da muy mal planchar y decide llamar a Jesús, un amigo suyo que está en paro y con graves problemas económicos, para que le ayude. Juan paga a Jesús una cantidad de monedas que no son euros, pero que ellos han decidido acordar como pago. Se trata de una moneda social. Al final, Juan se siente satisfecho pues tiene su ropa planchada y además ha ayudado a un amigo que lo está pasando mal. Una vez acaba la tarea, Jesús se pasa por la tienda de Marina y compra una barra de pan, leche y magdalenas para que sus hijos puedan desayunar. Él paga con la moneda social que ha recibido de Juan. Marina sabe que aceptándola, ayuda a gente sin recursos y además incrementa sus ventas.

Durante los primeros años de la crisis, en Alicante cerraron más de 1000 comercios, dejando a más de 7000 personas en paro y en riesgo de exclusión social. Obviamente, este problema deja a muchas personas necesitadas y como se dice: “la necesidad agudiza el ingenio”. Un ingenio que Luis Munera -coach de Proyectos de Marketing Humano- ha utilizado para fundar Proyecto Utopía. Él dice que “no han inventado nada”, y así es, en España ya hay más de 70 iniciativas de moneda social -la ‘Sonrisa’ de Ávila, el ‘Puma’ de Sevilla, la ‘Gita’ de Bilbao o el ‘Vecino’ de Valladolid- y algunas de ellas en pleno funcionamiento. Pero es que su idea va mucho más allá.

Luis Munera, promotor de Proyecto Utopía:“En Ávila pagan con ‘Sonrisas’, a mí eso me parece precioso”

En Alicante se pretende que esta moneda alcance los 1000 usuarios en menos de un año e inyectar el equivalente a un millón de euros a la economía de la Costa Blanca. Una cantidad colosal de dinero que no solo ayudaría a más de 5000 familias en riesgo de exclusión social a cubrir sus necesidades básicas, sino que también impulsaría el comercio local, puesto que no se puede gastar en grandes superficies.

Eso sí, ¿podrían vivir los comerciantes de pagos en moneda social? Obviamente no, la moneda social es un divisa complementaria, que sirve como suplemento para cubrir las deficiencias del dinero legal. Es decir, un negocio debería atender a dos tipos de pagos: euros y moneda social. Desde la plataforma lo que proponen es que cada negocio que entre a formar parte de ella, ponga un límite diario de aceptación de la divisa colectiva para así no ver reducidos sus beneficios. En el equilibrio está la virtud.

Todo suena muy bonito, precioso de hecho, pero, y esta es la pregunta del millón, ¿es posible? Sí, es más que posible, pero como dice Isidro Caballero -director de la delegación de Alicante y Murcia de Forlopd: Protección de Datos-, otro de los responsables del proyecto y como corrobora Munera: “solo hace falta el apoyo de la administración”. Los comerciantes que están dispuestos a entrar desde el día 1 en el proyecto se cuentan ya por cientos y las personas a las que ayudaría, por miles. Este podría ser el principio del fin de la crisis para Alicante. Y quién sabe si algo más.

“Es una forma de ayudar a la gente a llegar a servicios a los que no pueden acceder”, Isidro Caballero, de Proyecto Utopía

Que proyectos como este salgan adelante renueva esas esperanzas que se pierden en la sociedad día tras día y que una ciudad prácticamente entera se ponga de acuerdo para ayudar a aquellos que peor lo están pasando es algo loable y digno de admiración. Nuestra sociedad mejoraría si en lugar de pensar en qué puede hacer la gente por nosotros, pensásemos en qué podemos hacer nosotros por la gente. Entonces ¿qué puedes hacer tú?

Show your support

Clapping shows how much you appreciated JUAN LUIS GARCIA MERINO’s story.