La moraleja de “Volver al Futuro”

Hoy es el día que muchos han esperado por casi 30 años. Y sí, digo casi porque la segunda entrega de esta trilogía, en donde se ambientó la idea de lo que el mundo sería en 2015, se estrenó en 1989, cuatro años después del éxito inicial de 1985.

Mucho se ha dicho ya de cómo estos filmes acertaron y fallaron en predecir muchas cosas sobre el futuro. Si bien hoy no tenemos autos voladores, Hoverboards, Ropa auto-ajustable, pizzas deshidratadas ni 19 entregas de “Tiburón”, sí tenemos televisores con pantalla plana, lentes inteligentes, drones que toman fotografías y seguridad biométrica.

Pero ¿hemos entendido el verdadero mensaje que todos estos viajes en el tiempo nos quisieron dar?

Sin duda, ver el futuro es una idea atractiva. A todos nos causa curiosidad el saber qué nos depara el mañana, qué hay más allá, o si nuestros planes y metas se cumplirán. Y como ejemplo podemos tomar a Marty, y familiarizarnos con su afán de saber de sí mismo. ¿Seré rico? se preguntaba, aunque nunca supo realmente que su futuro no era nada prometedor, al dejarse llevar por sus impulsos cuando lo llamaban gallina.

La respuesta a la interrogante “qué nos depara el mañana” la da el mismo Doc en BTTF 3, cuando Jennifer le muestra la hoja que ella trajo del futuro con un “ESTÁS DESPEDIDO” impreso en ella. Ahora que Marty aprendió su lección la hoja estaba en blanco, como su futuro.

Quizás esta no fue la intención principal de los guionistas y productores de la película, pero si algo podemos aprender de esta maravillosa obra del cine, es que el futuro es lo que nosotros deseemos, y más importante, es aquello por lo que trabajemos, tomando buenas decisiones.

“The future is whatever you make it. So make it a good one”

Así que a partir de mañana, cuando aun el más lejano futuro proyectado en estos filmes sea literalmente cosa del pasado, sigamos buscando formas de hacer del futuro un mejor lugar para vivir. Es verdad que no tenemos un Almanaque Deportivo que nos ayude a superar nuestros problemas financieros, pero creo que a todos nos quedpo claro que es mejor no tenerlo.

Felíz futuro a todos.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated JuanCarlos Maldonado’s story.