Para empezar a contar la historia de mi familia, empezaré por mis padres; (Eleno Huizar y Teresa De Los Santos), ambos originarios del mismo pueblo “San Lorenzo”, ellos se conocen desde muy niños, pues se ganan con solo tres años. Mi mamá me comenta que tenía un contacto más cercano, porque ella iba a comprar queso fresco a casa de mi papá, puesto que con mi papá ordeñaban todos los días las vacas.

Con el tiempo mi mamá salió ha trabajar fuera y duro varios años fuera del estado. Mi papá seguía en el rancho mientras estudiaba una carrera técnica y trabajando con mi abuelo en el campo y en el ganado. Al pasar el tiempo, mi mamá y mi papá decidieron hacerse novios, lo cual duraron 4 años, cuando mi madre tenía 19 años mi papá se la robo y duraron un par de días escondidos por miedo al papá y hermanos de mi mamá, a los años decidieron casarse por el civil.

En 1988 nació mi primer hermano (César David), después en el 1991 nació mi hermana (Jessica) y por último, yo en el 1995. En el 2000 mis papás se casaron por la iglesia, y en la actualidad todo sigue casi igual, mi hermano mayor desde hace 4 años decidió formar su familia.


En mi familia en los últimos años ha habido muchos momentos importantes; como la graduación de mis hermanos, pero en los personal, el más importante fue la llegada de mis dos sobrinos: Zuria Yaquelin de 3 años y Cesar Mauricio de 2 años, hijos de mi hermano mayor.

Y digo más significantes, por que han alegrado mi casa, a mis padres y ami en lo personal. Pienso yo, que siempre los primeros nietos son más significativos, pero que hasta de cierto punto puede generar conflictos con los hijos. Y más aún por que mi hermano vive cercas de mi casa y mis sobrinos pasan un mayor tiempo con mis papás.


Un lugar especial; son dos.

Cómo saben mi familia aún es chica, aún no hemos adquirido algún lugar especial, pues la mayoría de los festejos o fechas importantes nos vamos a diferentes lugares, ya sea con mi abuela materna o abuelos paternos. En lo personal los lugares donde disfruto y tengo tranquilidad, felicidad, y qué para mí tienen un significado muy importante son dos:

El primera siempre tendemos en tener un equilibrio, para poder convivir con las dos familias, en la parte de arriba de la foto, es cuando mi hermano y yo vamos con mi papá a ayudarle a bañar o vacunar los animales de mi abuelo, aquí nos reunimos la mayoría de mis tíos y primos, donde se aprovecha la ocasión para platicar, bromear, reír y en ocasiones hasta enojarse. Se vive un ambiente totalmente diferente, es salir un poco de la rutina.

La segunda foto pertenece a la familia de mi mamá, donde más tiempo he pertenecido, dónde he convivido más, hubo ocasiones que llegue a durar una semana sin ir a casa, por estar aquí. En comparación de la familia paterna, aquí se convive con todos, con tías, tíos, primos, primas, hasta vecinos y desconocidos por varias semanas. Aquí solo está mi abuelita, mi abuelo murió hace más de 17 años, dejando el negocio a mis tíos, dónde aún siguen por el mismo camino. Sin hacer menos a la familia de mi papá, pero aquí se trasmite alegría, amor, armonía entre muchas cosas más, aquí no solo se ríe, se trabaja y se convive en equipo. En este mismo lugar, se festejan los cumpleaños, Navidad y año nuevo, y sobre todo con el mismo toque de tranquilidad y felicidad.

Son dos familias muy distintas, por parte de mi papá tiene hermanos que son profesionistas y uno que otro ganadero, y por parte de mi mamà sólo son comerciantes. Las dos familias juntas hicieron una fusión muy padre, los orígenes, están presentes en la que hoy, es mi familia.

Mis padres:

Don Eleno (mi apá) es todo un señorón, lo admiro, respeto y quiero mucho. Es un hombre muy trabajador, responsable y sobre todo un buen padre; eso trata de ser. Es muy duro, como se dice en mi pueblo, no deja que los patos le disparen a la escopeta, de esos que no te te premian si no te lo has ganado, que hay castigo si te has portado mal y eso lo agradezco, puesto que si fuera flexible, no estuviera escribiendo esto ni mucho menos a unas semanas de culminar una etapa tan bonita, que gracias a mi papá y mamá, terminaré una licenciatura.

Doña Tere (Mi amá), que no puedo decir de mi madre, para ella soy Juan y JUAN CARLOS! Si está enojada o más bien cuando la hago enojar. Mi madre igual es muy trabajadora, responsable y sobre todo leal a su familia. Es de carácter fuerte, aun le sigo teniendo miedo o más bien respeto, es mi socia, siempre me apoya en lo que quiero hacer cuando mi papá está molesto o no lo tengo conténto, pero siempre y cuando sea algo productivo y sobre todo de bien.

Ellos son el pilar de mi casa y de mi vida, es lo que me motiva a salir adelante, puesto que ella ya están por cumplir con su compromiso, ahora me toca a mí, hacer el mío.

Dirán en mi pueblo, con mis padres solo me hizo falta ROÑA…

hasta aquí mi reporte Doc.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Juan De Los Santos’s story.