2014

La cuota de fugacidad que hay en la realidad se hace perpetua gracias al peso que tiene todo lo que una vez nos dijimos. Las fechas van perdiendo la intensidad del lápiz que las había marcado como importantes. Solo uno las subraya, solo uno elige los detalles que se hacen permanentes. Y hoy que te vi, en una ilusión de continente nuevo, me di cuenta que todas las veces que pasamos por la misma esquina sin conocernos fueron todas las veces que fuimos inoportunos. Esta encrucijada de haber sido ajena no la llamaría nostalgia.

Like what you read? Give Juan Gabriel Castro a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.