IoP, Des-”Uberizando” la economía “Colaborativa”

La economía colaborativa ha venido a ser el escudo de varios emprendedores que buscan a través de plataformas digitales relacionar a los ofertantes de productos y servicios con sus clientes. Este modelo de negocios presenta a sus mejores exponentes en Uber, AirBnB y otros semejantes; en donde existe un bien (o servicio) que después de su uso normal deja espacio para que pueda ser aprovechado por alguien que lo requiera sin la necesidad de adquirirlo (y desembolsar una cantidad de dinero) y solo hacer un uso temporal.

Bajo esa idea nació Uber (servicio del que soy usuario y disfruto más que usar taxis locales) e inicialmente buscaba a personas con tiempo y un vehiculo disponible para que pudieran ofrecer el servicio privado de traslado a particulares con necesidad de desplazarse de un punto a otro. Inicialmente los servicios que tomé si correspondían a este perfil de prestador de servicios; hoy día los “choferes” que últimamente me han brindado servicio son emprendedores que han comprado su vehículo (y están pagando otro que maneja su compadre) y se dedican de tiempo completo a Uber y me atrevería a asegurar que la primera generación de choferes en sus ratos libres es un especie en extinción.

Caso semejante sucedio con AirBnB, la empresa más grande de hospedaje que no es dueña de un solo cuarto, y que ha evolucionado de manera semejante a Uber, de dar uso de manera colaborativa a los inmuebles o parte de ellos parcialmente desocupados a ser una industria donde personas y compañías adquieren departamentos y viviendas para ponerlas al servicio de turistas que prefieren pagar este servicio a ser huéspedes de un hotel. En ambos casos más que vendernos un servicio nos venden una experiencia.

Cada vez escuchamos más frecuentemente en el mundo del emprendimiento que alguien “uberizo” un servicio, lease que encontró un bien o un servicio subutilizado que alguién esta dispuesto a pagar por él, ya que le resuelve la necesidad de aprovecharlo sin tener que comprarlo y a cambio pagará una pequeña cantidad de dinero y sobre todo, tendrá un experiencia maravillosa de uso.

Recientemente escuche que ya surgió la empresa que “uberizó” el estacionamiento, con lo cual en ciertas zonas de la ciudad las personas que disponen de un espacio de estacionamiento (interior o exterior a su inmueble) pueden ofrecer a las personas que tienen la necesidad de trasladarse a esa zona el uso temporal del estacionamiento; claro todo a través de una aplicación, que para brindar los servicios ocupa hospedaje en la nube, darle nuestros datos personales, nuestros datos bancarios, crear un sistema de retroalimentación (feedback) para calificar usuarios y lugares, etc.. Si la evolución del modelo Uber sigue su curso, en poco tiempo veremos a los estacionamientos públicos subiéndose a esta plataforma y si existiera la casualidad de existir lotes baldíos podríamos ver a los dueños integrandolos a esta plataforma (si no es una inversión costosa).

Este modelo de economía “colaborativa” incluye para ser exitoso a quien tiene el bien, a quien lo necesita, y a quien desarrolla la plataforma para que se encuentren, por lo que es “justo” que quien invierte en la plataforma se lleve del 20% al 30% del valor de la transacción; así recupera los gastos de operación y obtiene una ganancia además por arriesgar su dinero y su tiempo en esta empresa.

Existe una propuesta de economía colaborativa en donde las transacciones que se realizan entre quien tiene el bien (o servicio) y quien lo usa, y puede reducir al mínimo (o eliminar) la comisión de las transacciones en beneficio de este sistema económico, pero además de la privacidad de las personas y la protección de sus datos.

El Internet of People es la infraestructura de servicios que hace posible que se establezcan las relaciones persona a persona para transacciones comerciales, sus sistema distribuido y descentralizado basado en blockchain permite que los datos personales solo queden en el dispositivo del usuario final, mientras que el servidor de perfiles y el de proximidad se encarguen de establecer las conexiones necesarias para enlazarlos.

Ocupas además hacer operaciones monetarias?, nuestra moneda, el IoP, permite realizarlas con toda la seguridad que brinda el blockchain, y lo bajo de las comisiones que caracterizan las criptomonedas.

Eres emprendedor y quieres ser de la generación que “Des-Uberize” la economía? entonces conoce más de nuestro proyecto, ingresa a nuestra comunidad de Slack, tenemos un canal para los proyectos latinoamericanos.

Si estás interesado en saber más de esta tecnología, esta lista puede ayudarte:

  1. Fermat, el Internet of People y la Economía Persona a Persona. El Internet of People a profundidad.
  2. Presentando la Graphchain. La estructura de datos criptográficamente segura que usamos para almacenar los perfiles y sus relaciones.
  3. Presentamos Redtooth. Como el Bluetooth pero de rango global.
  4. El servidor de Perfiles. La piedra angular de software del Internet of People
  5. La red basada en la ubicación. La red geolocalizada que ayuda a otros a ser geolocalizados.

El Internet of People se está construyendo por el Proyecto Fermat. Si lo que lees te gusta, visita nuestra comunidad en línea en slack.