PirateBox

Logo PirateBox

¿Qué harías si no tuvieses conexión a Internet y tuvieses la necesidad de compartir?

Pues en realidad poco o nada relacionado con Internet, obviamente.

Se pueden hacer muchas cosas offline utilizando programas instalados en el equipo de forma local, pero también se puede tratar de ir un paso más allá creando una red donde compartir archivos y ficheros de una forma cercana, que no privada. Existen numerosas variantes de las conexiones en red aunque habitualmente, para el común de los mortales, tener conexión significa estar conectado a Internet.

DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO

Pongamos algunos ejemplos: tienes una reunión con amigos y quieres que todos puedan ver una colección de fotos y vídeos de las últimas vacaciones que has pasado junto a ellos. También se podría dar el caso de que quieras compartir material didáctico en formato PDF, o cualquier otro, para una de tus clases/ponencias.

Pues bien, esto puedes hacerlo sin necesidad de Internet. Para poder hacerlo sólo necesitas un teléfono con sistema operativo Android. Y por si te lo preguntas, sí, también puedes usar ese viejo terminal que tienes por ahí abandonado, teniendo en cuenta que debes tener permisos root/superusuario.

Si nunca has leído nada sobre este concepto, te puede sonar a muy complicado. Quizás te estés preguntando en estos momentos ¿qué demonios es una PirateBox?

Bien, no hace falta que eches mano de Google, ya te lo cuento aquí mismo:

  • No te dejes alarmar por el nombre ni tampoco juzgues sin saber lo que es. Es algo totalmente legal aunque su nombre pueda incitar a pensar lo contrario.
  • Se trata de un pequeño servidor creado en un tipo de routers portátiles, pero como esto no es algo que tenga a mano todo el mundo y un smartphone viejo si, vamos a ver la forma de hacer lo mismo pero en esta ocasión a través de la app para Android.
INSTALACIÓN

Únicamente tienes que seguir unos sencillos pasos:

  • Entra en la página del proyecto para descargar la app.
  • Desde los ajustes de tu terminal, activa la instalación de aplicaciones de orígenes desconocidos.
  • Instala la aplicación.

En estos momentos ya dispones de una PirateBox en tu mano, ahora es el momento de buscar documentación sobre todo lo que puedes hacer con ella o si eres atrevido trastea con ella hasta que aprendas su funcionamiento por ti mismo.

EXPERIENCIA DE USO

En mi incombustible Samsung Galaxy Ace, que tengo routeado y con el firmware de CyanogenMod instalado, he instalado la aplicación beta de PirateBox.

PirateBox en funcionamiento

Tras varios días emitiendo en el lugar donde resido actualmente, nadie muestra interés por esta red WiFi abierta y libre que les aparece en sus dispositivos. Al menos en la mayoría de Android a la gente que se encuentra dentro del rango del espectro de la red les tiene que llegar una notificación de red disponible, es raro que nadie se conecte, pensaba.

Hago algunas pruebas y compruebo que evidentemente la red está emitiendo bien y que se encuentra totalmente disponible para el que desee hacer uso de este servicio, pero quizás el nombre eche para atrás a más de uno, como es natural por desconocimiento, yo soy el primero que no me conectaría a esto jamás sin saber a ciencia cierta de que se trata; aunque tenía la esperanza de que sabiendo como es la gente en general y su despreocupación al conectarse a redes WiFi abiertas disponibles con el único propósito de ahorrar en la conexión de datos móviles y sin importarle mucho su privacidad, se conectase y se llevase una grata sorpresa. Evidentemente esto no ha sido así.

Por suerte o por desgracia, los geeks (véase personas muy interesadas en la tecnología), estamos muy alejadas unas de otras. En muy raras ocasiones se suele coincidir con varios al mismo tiempo en un grupo cercano, aunque gracias a las redes sociales esto se palia un poco y se pueden crear grandes comunidades de entusiastas a la tecnología, pero eso si, separados geográficamente. Aunque estar en un entorno de gente entusiasta por la tecnología sigue sin ser sinónimo de que vaya a funcionar este experimento. Para ir más lejos, en la pasada Euskal Encounter celebrada en Bilbao en el año 2016, me lleve este dispositivo; es innegable que el BEC se convierte en uno de los epicentros de la tecnología mundial durante los días de la Party, pues aún así no conseguí que nadie se conectase y terminara usando este invento aunque sólo fuese por curiosidad, ¡increíble!

El uso que se le puede dar a esta aplicación es muy amplio, aunque como decíamos al principio al tratarse de algo que eventualmente solo usamos los geeks, y no todos, no está destinado al uso en masa de gente poco habituada a la tecnología. Para ejemplo sirva un momento de hoy mismo en el que se me ha venido este tema a la cabeza, estaba rodeado de buenos amigos “no geeks”, estoy totalmente seguro que esto no les importa este tema en absoluto; quizás una persona estaría atenta si se lo explicase pero nunca terminaría usándolo, de eso estoy seguro.

Evidentemente esto me hace pensar que puedes pasar buenos momentos de investigación y enriquecer tu técnica, pero no vas a poder hacer de esto algo plenamente funcional y productivo.