Mujeres Guerrilleras de Latino America — Cuba, Mexico, Nicaragua, Colombia, El Salvador

La demarcación continental de las Américas es mucho más cultural que geográfica. Prejuicios de género sorprendentemente son más pronunciado en el hemisferio del norte que del sur. Los hombres de América Latina, el epítome del “machismo”, son más aceptantes de mujeres con carácter fuerte que luchan militarmente o llegan a ser líderes políticos y hasta ser presidente que sus contrapartes de Estados Unidos y Canadá.

Esta declaración puede ser confirmada, ya que en la historia combinada de Canadá y los Estados Unidos, ha habido solamente una mujer primer ministro canadiense y ninguna mujer Presidente de Estados Unidos. La única canadiense primer ministro fue Kim Campbell que sirvió como la decimonovena primer ministro desde el 25 de junio de 1993 hasta el 4 de noviembre de 1993. En los Estados Unidos por primera vez en la historia una mujer ha alcanzado la candidatura presidencial de uno de los partidos principales.

Sin embargo, en la región de América Latina y el Caribe once mujeres han alcanzado el puesto presidencial en sus respectivos países comenzando con Isabel Perón de la Argentina que se hizo presidente cuando su esposo Juan Perón murió durante su término gubernamental en el 1974.

Aunque es difícil determinar las razones exactas de esta disparidad en las actitudes entre ambas culturas, este articulo explorará el aumento de poder político de las mujeres de América Latina a través de las insurgencias guerrilleras a las cuales se unieron. El mero hecho de que las mujeres en América Latina han sido permitidas unirse a ejércitos guerrilleros y luchar codo a codo con sus contrapartes masculinas dice algo sobre cómo las mujeres se perciben en la sociedad.

Compare eso con la actitud que prevalece en América del norte, donde el papel de combate de mujeres en las fuerzas armadas está empezando a ser dialogado políticamente. Por estas razones está claro que los sesgos de género en América Latina son menos pronunciados y menos frecuente en ciertas áreas de la sociedad.

Entre los países de América Latina que han dado el paso más grande en la creación de un entorno más equitativo para las mujeres han sido los que han adoptado el socialismo en los últimos 50 años. Aunque puede argumentarse que el socialismo puro y el comunismo han fracasado como modelos políticos y económicos a escala mundial, países socialistas latinoamericanos han demostrado estar muy por delante de Norte América en el empoderamiento de las mujeres en las fuerzas armadas, tanto como en la política.

Comunistas revolucionarios han representado tradicionalmente la mujer ideal como una persona fuerte, capaz de realizar trabajo manual duro, portar armas e involucrarse profundamente en el avance de la revolución. Este ideal ha permitido algunas mujeres Latino Americanas elevarse en rango dentro de las fuerzas de guerrilla eventualmente trascendiendo sus papeles de guerrilla e integrarse en el proceso político, eventualmente obteniendo altos puestos gubernamentales. Tal vez la más conocida dentro de estas mujeres es Dilma Rousseff, ex-Presidente de Brasil, que tras el golpe de estado de 1964 se unió a varios grupos guerrilleros urbanos izquierdistas y marxistas que luchaban contra la dictadura militar.

El mecanismo que permite a las mujeres luchar al lado de hombres o en unidades de luchas las cuales son exclusivamente de las mujeres se convirtió en el tipo de validación y proceso necesario para el avance hacia posiciones de alto rango en las fuerzas de guerrilla y más tarde en el frente político de formación. Esta forma de prueba de valor y rendimiento bajo fuego, junto con la organización y exposición de gestión dio a las mujeres el tipo de autenticación para sus homólogos masculinos y finalmente el electorado tomarlas en serio.

Cuba

Celia Sanchez — aqui retratada con rifle al hombro llego a ser la de-facto segunda en commando despues de Fidel Castro en Cuba

Mujeres de América Latina involucradas en movimientos guerrilleros e insurgente de los siglos 20 y 21 datan de la revolución mexicana. Sin embargo, Cuba resucitó la práctica de mujeres combatientes con el beneficio adicional a estas mujeres de darles más poder político y ponerlas en papeles en los cuales puedan hacer decisiones sustanciales.

Mujeres como Celia Sánchez quien estaba considerada una de las más feroces guerrilleras, así como uno de los personajes más inteligentes y capaces de tomar decisiones dentro de las fuerzas revolucionarias cubanas, eventualmente se elevó a ser la de-facto segundo de comando despues de Fidel Castro.

Vilma Espín, luchó junto a Fidel y Raúl Castro, después convirtiéndose en la esposa de Raúl Castro. Vilma se hizo en un destacado defensor de los derechos de la mujer y un poderoso miembro del Partido Comunista de Cuba. Vilma que falleció en junio del 2007 es muy venerada por los que trabajaban cerca de ella en el gobierno.

Aunque nació en una familia acomodada de Santiago de Cuba y de haber obtenido un título universitario en ingeniería química, Srta. Espín se involucró en la oposición al dictador cubano Fulgencio Batista finalmente uniéndose al ejército rebelde en la Sierra Maestra.

La revolucion cubana fue pionera en la creacion de unidades militares exclusivamente formadas por mujeres. Seis decadas despues, estas unidades militares siguen activas.
La brigada de voluntarios Milicia de Tropas Territoriales. Mujeres representan la mayoria de los miembros de esta brigada.
Despues de la caida de Fulgencio Batista y al principio del gobierno de Fidel Castro, esta ex-guerrillera actua de guardia en las calles de Cuba.

México

Aunque muchas mujeres lucharon junto a hombres durante la Revolución Mexicana (1910 a 1920) en su mayor parte fueron usadas como ayuda doméstica para hacer la cocina, limpieza y reparación de ropa. No fue hasta los años 1950 y 1960 que insurgentes socialistas vieron a las mujeres en una luz completamente diferente al darse cuenta del potencial de liderazgo y de batalla que poseía la otra mitad de la población.

Durante la Revolucion mexicana las mujeres conocidas como soldaderas lucharon a la par con los hombres. Una de las mejores conocidas soldaderas fue Petra Herrera la cual se hizo pasar por hombre y se cambio de nombre a Pedro Herrera. Como “Pedro” se establecio como lider ejemplar y excelente combatiente destruyendo puentes.
Anualmente se celebran los heroes de la Revolucion como Emiliano Zapata y Pancho Villa. Tambien los politicos como Francisco Madero y Venustiano Carranza. Pero los heroes cuales son olvidados son las famosas Soldaderas…las mujeres de la Revolucion mexicana cuales peliaron a la par con los hombres.
Otra mujer combatiente de la Revolucion mexicana

En 1994 el movimiento Zapatista (Ejército Zapatista de Liberación Nacional, EZLN), un grupo político y militante izquierdista revolucionario con sede en Chiapas, el estado más meridional de México entró en existencia.

En la madrugada del primero de enero del 1994 la rebelion en Chiapas, el estado mas al sur de Mexico comenzo. Los rebeldes llamados Ejercito Zapatista de Liberacion Nacional (EZLN) y su misterioso lider Subcomandante Marcos pelearon fuertemente en contra el ejercito mexicano.

Diferentes movimientos de insurgencia han proporcionado diferentes niveles de participación para las mujeres. En el caso del EZLN la tradición de usar mujeres en una doble función de personal de combate y de apoyo logístico y domestico a la revolución mexicana continuó.

Esto puede ser comparado a las combatientes femeninas de la FARC o Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia que aún hoy en día realizan exclusivamente una función de lucha junto a sus homólogos masculinos. A pesar de la disminución del papel de combate que fue asignado a las mujeres Zapatistas, la mayoría de ellas siempre expresan un sentido de liberación y cumplimiento nunca antes sentido.

Una Zapatista llamada Celina habla acerca de su participacion en el EZLN. “Yo pensaba que los hombres eran los únicos que tenían derechos. Yo simplemente hacia mi trabajo y era completamente manipulada. No sabía nada. Siempre estaba en casa y pensaba que lo único que las mujeres servían era para trabajar en la casa. Cuando la organización (EZLN) llego, nosotras empezamos a despertarnos. Yo empecé a darme cuenta que la vida no tiene que ser como yo la vivía. Nosotras habíamos oído que las mujeres pueden participar también”. (Compañera Zapatista — por Hillary Klein)
Con las mujeres participando en la insurgencia, se piensa que un total de 40% de los combatientes eran mujeres. Las causas femeninas avanzaron sustancialmente en algunos años antes y después de la rebelión. (Hillary Klein)
Mujeres Zapatistas

Nicaragua

En Nicaragua la Frente Sandinista Liberación Nacional (FSLN) luchó contra el gobierno de Somoza desde el principio de los años 60 hasta su victoria en 1979. Esta guerra fue sangrienta y reñida. Las mujeres desempeñaron un papel crucial como combatientes y lucharon codo a codo con sus contrapartes masculinas.

Hoy, Nicaragua ocupa el número 6 en el Índice Global de Brecha de Género en comparación a la clasificación número 20 de Estados Unidos. Nicaragua también supera a los Estados Unidos en términos de porcentaje de mujeres en el Parlamento o Congreso con 39,1% en comparación a 19,4% para los Estados Unidos.

La actitud de los sandinistas hacia las mujeres durante la guerra contra el gobierno de Somoza es mejor descrita en una entrevista a Magda Enríquez, miembro de la Asociación de Mujeres Nicaragüense Luisa Amanda Espinoza de (AMNLAE) que tuvo lugar en 1989 en la cual dijo:

“En el proceso de liberación que tuvimos uno de nuestros mayores aprendizajes y nuestras enseñanzas mayor, es que nadie hablaba de igualdad. Todo esto fue simplemente demostrado en el campo de batalla. Cuando estábamos en las barricadas no había diferencia si alguien era mujer o era un hombre. Eran solamente dos combatientes”.

El papel desempeñado por las combatientes femeninas Sandinista fue sin precedentes en cualquier otra revolución hasta ese momento en la historia. Las mujeres representaron 40% de los combatientes en el FSLN y el 6% representaban mujeres oficiales con seis mujeres alcanzando el rango de comandante guerrillero. En 1987 el 67% de los miembros activos de la milicia del país y el 80% de todos los guardias eran mujeres. Un total estimado de 50.000 mujeres en todo el país.

Hoy en día muchas de las mujeres que lucharon como guerrilleras han alcanzado puestos prominentes dentro del gobierno Sandinista. Ejemplos de esto es Elizabeth Rodríguez Obando, jefe de la Academia de policía. Martha Picado Aguilar, jefe de la Comisión de Mujeres y Niños, fue una de las guerrilleras Sandinista. Ella ayudó en barricadas, monitorizo vehículos enemigos y ayudo a fabricar cócteles molotov. Últimamente la actual jefa de policía es Aminta Granera, también otra combatiente guerrillera

Otras mujeres destacadas y de preminencia son:

Nora Astorga Gadea de Jenkins (1948 — febrero 14, 1988) fue una guerrillera Sandinista que se hizo abogada, política, juez, y embajadora a las Naciones Unidas del 1986 al 1988
La legendaria Comandante Guerrillera Sandinista Dora María Tellez; “Comandante Dos” Jefe Político del Comando que asaltó el Palacio Nacional sede del Congreso del Gobierno Somocista en 1978 y ex-Presidente del Movimiento Renovador Sandinista (MRS).

Colombia

El conflicto colombiano comenzó aproximadamente del 1964 y 1966 entre el gobierno colombiano, los grupos paramilitares, sindicatos del crimen y guerrillas de izquierda como las fuerzas armadas revolucionarias de Colombia (FARC) y el ejército de liberación nacional (ELN).

Actualmente todos estos grupos están encerrados en batalla entre ellos y el gobierno. Sin embargo, la FARC y el ELN son los más notorio y destacado de todos los grupos. Según dirigentes de las FARC y el ELN, sus objetivos son representar a pobres de zonas rurales de Colombia después de agarrar el poder mediante una revolución armada y el establecimiento de su forma de gobierno marxista.

Mientras tanto se estiman que más de 220.000 personas han muerto en los más de 50 años de conflicto. Lamentablemente el 80% de estas víctimas son no combatientes. Además, más de 7 millones de personas han registrado con las oficinas de Unidad para las Victimas. En su mayor parte estas son personas que han sido internamente desplazadas por la violencia, secuestradas, amenazadas, heridas por minas terrestres o los familiares de las víctimas de desaparición forzada.

Sin embargo, no toda la violencia es perpetrada por los insurgentes de las Farc o ELN ya que se estima que la mitad de todas las masacres de los últimos 30 años se han llevado por paramilitares de extrema derecha organizados para combatir a los insurgentes marxistas.

En los últimos años los objetivos ideológicos de las FARC y del ELN han dado paso a actividades criminales principalmente en el tráfico de cocaína, el secuestro y la extorsión. Sus seguidores tienden a unirse más debido a la falta de empleo que ideología política.

Este cambio de pelea ideológica por convertirse en grupos criminales fue precipitado en el momento que la Unión Soviética colapso y el financiamiento de sus actividades insurgentes cesaron de ser realizados. Las actividades criminales simplemente han sido una forma de remplazar el dinero que les llegaba por medio de la Unión Soviética.

Esta tendencia pone en duda el general propósito y metas de los cuales estos grupos guerrilleros se adhieren. Una pregunta más importante todavía es; ¿cuál sería su comportamiento si entran en el proceso político a través de la firma de un tratado de paz? Las tácticas de quema-tierra y total desprecio por las poblaciones no combatientes que han exhibido hasta ahora podrían ser un signo revelador de cómo se comportarían como congresistas, gobernadores, alcaldes, jueces, incluso como presidentes.

Juliana al lado de su novio Alexis en su tieda de campa de campaña.Daily Mail — Enero 2016
Como muchas otras, Juliana camino personal a su alineamiento a la FARC tuvo tanto que ver por tragedias y problemas de familia que por ideología política. A la edad de 16, después de haber sido violada por su padrastro, se fugó de su empobrecido hogar y siguió los pasos de su tío a convertirse en combatiente FARC.

Actualmente se estima que 45% de rango de las FARC y del ELN representan mujeres y niñas. La FARC en particular ya de largo tiempo han incorporado mujeres en sus filas ya que tener un ejército mixto con ambos hombres y mujeres ayuda a mantener soldados en el campo de batalla por más tiempo. La FARC y el ELN típicas de organizaciones marxistas, predican la igualdad de género y la práctican en el campo de batalla.

La capacidad de lucha y la ferocidad exhibida por las mujeres de estos grupos es bien conocido y documentado. Ellas representan un interesante argumento contra la idea de que mujeres soldados de Estados Unidos no pueden realizar adecuadamente sus funciones combatientes debido a su percibida inferioridad física. Todo soldado del gobierno colombiano que se ha encontrado con algunas de estas mujeres en combate pueden firmemente atestar a la capacidad de guerra y la valentía que ellas exhiben.

Tanja Nijmeijer y otras guerrilleras bailando en un campamento FARC.
AFP Foto/Colombia, Bogotá: Tanja Nijmeijer (derecha) mujer holandesa que se juntó a la FARC en esta foto se presenta en un campamento guerrillero en la jungla de Colombia. La foto fue encontrada en una computadora que el gobierno reclama le pertenecía a Jorge Briceno, el legendario guerrillero izquierdista y jefe en Colombia conocido como “Mono Jojoy” quien fue muerto en combate en diciembre del 2013.
Campamento de la FARC en Antioquia. Hombres y mujeres guerrilleros participan en batallas juntos y viven juntos. Hombres y mujeres se dividen tareas domésticas. La brecha de género dentro de la FARC casi no existe.

Organizaciones guerrilleras marxistas sin duda han empoderado moralmente y políticamente a las mujeres que reclutan en sus filas. Sin embargo, lo negativo ha sido que las mujeres de las FARC y algunos casos del ELN se han enredado y alineado con organizaciones que pueden ser consideradas sociópatas criminales y hasta en ciertos casos genocidas.

Mujer guerrillera de la FARC hace guardia en Los Pozos en febrero del 2001

La verdadera naturaleza de estas organizaciones fue expuesta cuando se alinearon con “narco-productores y traficantes”, aumentaron sus secuestros, sus actividades de extorsión y ataques a las poblaciones civiles; todo con el propósito de recaudar fondos para continuar con su intento revolucionario para derrocar al Gobierno a través de operaciones belicosas. Las mismas personas cuales han sido asesinadas, secuestradas, extorsionadas y obligadas a trasladarse a zonas más seguras, son las mismas personas que la FARC y el ELN pretenden luchar por ellas.

Esta es la tragedia de tener a las mujeres luchando entre las filas de la guerrilla. Esperemos que pronto se puede firmar un acuerdo de paz y estas mujeres, hijas de la revolución puedan dejar de vivir y luchar en la selva y en cambio pueden encontrar sus caminos dentro de la sociedad y usar sus habilidades adquiridas durante todo este tiempo para contribuir positivamente a su país.

El Salvador

La guerra civil salvadoreña fue un brutal y sangriento enfrentamiento entre el gobierno encabezado por militares del Salvador y el frente Farabundo Martí Liberación Nacional (FMLN), la cual es una coalición de cinco grupos de guerrilla marxista. La guerra civil se cree de haber empezado oficialmente el 15 de octubre de 1979 cuando un intento de golpe fue brutalmente aplastado por el gobierno. En la conflagración se estima que han muerto más de 75.000 personas. La guerra civil fue oficialmente concluida el 16 de enero de 1992 cuando se firmó el acuerdo de paz de Chapultepec por los combatientes en la Ciudad de México.

En este momento la guerrilla entregó sus armas y se convirtió en un partido político legal, que finalmente tuvo éxito en las elecciones del 2009 en la cual Mauricio Funes del FMLN fue elegido presidente. En el 2014 otra vez fue elegido otro miembro de la FMLN, Salvador Sánchez Cerén el cual fue comandante de las fuerzas revolucionarias de la guerrilla durante la guerra civil.

Guazapa, El Salvador. Marzo 1984: Dentro de la zona de control de la guerrilla. Mujer operadora de radio.

La importancia de esta secuencia de acontecimientos para las muchas mujeres que arriesgaron sus vidas en el momento que se unieron a la FMLN en la lucha contra revolucionaria es que el nuevo gobierno debería de haber creado un medio para el adelanto de estas mujeres las cuales son ideológicamente similares para avanzar dentro del proceso político. Lamentablemente esto no ha sido el caso. La FMLN ha totalmente descuidado hasta ahora no sólo las necesidades de las mujeres en general, pero especialmente las mujeres ex-guerrilleras.

Guazapa, El Salvador. Marzo 1984: Dentro de la zona de control de la guerrilla. Mujer operadora de radio.
30% de los combatientes del FMLN eran mujeres. La mayoría, posiblemente 60% o mas proporcionaban funciones de apoyo. Estas mujeres proporcionaban servicios médicos y de enfermeras, cocinaban y actuaban como operadoras de radio.

La desigualdad de género es penetrante en El Salvador. Empleo, salud, educación, participación política y vida familiar son áreas donde El Salvador va a la zaga a nivel mundial. Aunque las mujeres en El Salvador tienen igual protección bajo la ley, están a menudo en desventaja en comparación con los hombres en la sociedad. La desigualdad de género en El Salvador se refleja en el hecho de que un pequeño porcentaje de las mujeres sostienen puestos políticos y muchas otras mujeres no participan en el proceso de sufragio.

Desdichadamente las mujeres no han recibido de la FMLN el tipo de crédito que ellas merecen conmensurado con la inmensa contribución que hicieron a los esfuerzos de guerra.

Agravando la desigualdad de género estan las leyes de aborto del Salvador que se encuentran entre las más restrictivas del mundo. Incluso cuando la vida de una mujer está en peligro, los abortos son ilegales. La pena para tener un aborto puede variar de dos a ocho años si la mujer es declarada culpable y los proveedores de aborto pueden recibir penas de prisión de seis a 12 años.

Guerrillera

Las mujeres en El Salvador no sólo trabajan en una tasa mucho más baja que los hombres, pero también ganan cerca de 12% menos que sus homólogos masculinos por trabajo de igual valor. Cuando las mujeres pueden obtener más educación, realmente aumenta la disparidad en los ingresos. Las mujeres con 10 a 12 años de educación ganan 15% menos que sus homólogos masculinos.

Guazapa, El Salvador mayo 1982: Niña con rifle M16 dentro de la zona de control de la guerrilla. ¿Abuso infantil?

Violencia doméstica contra las mujeres es alta con ningún signo de disminución. De decenas de miles de casos de abusos se investigan sólo el 10% y se obtiene sólo un puñado de condenas. Estudios recientes han concluido que al menos el 26,3% de las mujeres en El Salvador han sido víctimas de algún tipo de violencia física o sexual de sus parejas.

Es difícil entender líderes ex rebeldes que ahora se encuentran líderes políticos a nivel nacional, echar al lado a las mismas mujeres que fueron cruciales en su ascenso al poder. Sus enfoque miope es desconcertante. Sus amnesia sobre los logros de las mujeres que representan el 40% de sus funciones de lucha y apoyo va más allá de los límites. Esperemos que algún cambio vendrá pronto.

Like what you read? Give J.C. Scull a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.