ADN: CREACIÓN DE MARCA

Nos interesó explorar la relación de familiaridad que existe entre un grupo de pares (COMUNIDAD) que comparten objetos y usos colectivos. Así, reflexionar sobre la configuración de acuerdos y formas concertadas orgánicamente, fue el punto de partida para esta exploración gráfica. Llenos de motivación, presentamos el desarrollo conceptual de la marca COMUNES.

Sobre COMUNES, origen de la palabra en latín (communis): partimos de la relación directa con las dinámicas humanas y sus formas de organizarse en comunidad. También recurrimos a la definición de enciclopedia donde se argumenta lo común como el concepto que da a varias personas la posibilidad de usar y tener de una forma distributiva, una idea, un concepto, una propiedad, un sentimiento que pertenece a todos de formas iguales y en donde los miembros comparten sus usos.

Nos interesó principalmente entender cuáles son las necesidades que motivan las articulaciones y por ende las formas de compartir y organizarse.

Entendemos lo común como aquello que pertenece a todas y todos desde lugares diversos, cosmología diversa, culturas diversas, generadoras de relaciones interpersonales y territoriales, formas relacionadas estrechamente con las creaciones y uso de objetos, expresiones, símbolos, teorías, etc. Es así cómo iniciamos pensando lo común como un un concepto omnipresente y apareció nuestra primera imagen que podría ser el símbolo de la marca de COMUNES.

LA CÉLULA HUMANA

Una célula (del latín cellula, diminutivo de cella, ‘hueco’) es la unidad morfológica y funcional de todo ser vivo. De hecho, la célula es el elemento de menor tamaño que puede considerarse vivo.

La imagen de las células del cuerpo humano comenzaron a ser un la primera propuesta de imagen a desarrollar gráficamente.

Pensamos mucho sobre este punto de partida y si así se trasmitiría la idea de que las células son algo que tenemos en común todos los seres humanos.

Nuestro punto de partida resultó bastante polémico ya que en discusiones constantes con el equipo de trabajo llegamos a la conclusión que la misma célula es un micro universo vivo y diverso y que por esta razón no generaría la impresión de omnipresencia que nos interesaba representar.

Este primer punto de partida nos dejó claro la omnipresencia como un factor determinante en la selección del símbolo a usar para el desarrollo de la marca. Después de esta primera inmersión comenzamos a explorar el comportamiento humano desde acciones comunes que nos articulan como especie. Es así como llegamos a la imagen de resolución de problemas como un elemento importante del comportamiento como especie. Todos los humanos tenemos problemas, de una o otra forma podríamos decir que todos tenemos distintos problemas y que todos los resolvemos de formas diferentes aun así lleguemos a las mismas soluciones.

EL LABERINTO

Podríamos pensar que lo que nos define como especie humana esta relacionado con la vivencia de nuestras cotidianidades de formas conjuntas, de formas orgánicas mediadas por el aprendizaje, formas irregulares guiadas por la intuición, procesos divergentes y convergentes pensados desde la aprensión del mundo, desde reflexiones individuales y colectivas que se transforman en la sinergia o imagen virtual de la realidad. Entonces la realidad pareciera ser un proceso complejo, infinitamente vivo donde prima el comportamiento humano como generador de escenarios de interacción.

Comenzamos nuestra exploración grafica partiendo de entender la representación que tenia el simbolo del laberinto como un concepto que puede ser interpretado desde la solución de problemas desde un comportamiento social.

Lo que más nos pareció interesante de pensar en el simbolo del laberinto fue que este simbolo no se relaciona socialmente con la audacia que puede tener alguien al resolver o cruzar el laberinto si no que en su defecto se asocia negativamente a la idea de perderse, de evitar entrar en una zona desconocida.

Se convirtió en un objetivo del proyecto poder convertir ese anti valor de la representación del laberinto en un valor positivo, es así como nos pareció que el laberinto se convirtió en un pretexto para hablar de la importancia del perderse dentro de la experiencia de aprendizaje.

desarrollamos algunas aproximaciones gráficas:

Este primer abordaje gráfico no tubo mucha aceptación ya que la idea de laberinto resulto más un factor despectivo que la acción de compartir entre iguales.

Nuevamente abrimos un proceso de dialogo y reelección en el cual re-exploramos los comportamientos humanos que hacen que un grupo de personas compartan o decidan tener usos y afinidades de formas colectivas.

FAMILIARIDADES

En este proceso de dialogo surge la idea de la Familia como un factor común que permite identificar ciertas características desde la morfología, el comportamiento o los acuerdos compartidos. Nos dispusimos a pensar en una crear una familia de símbolos geométricos que estuvieran relacionados comúnmente por su estilo grafico. También surgió la idea de tener una marca rotativa que usara todos los símbolos al tiempo y que también pudiera usar cada símbolo por separado.

En ese sentido lo común acepta la diferencia de formas pero plantea la reflexión de la familiaridad que existe y que hace que algo sea común sin ser explicito.

Para la tipografia nos pareció importante usar una que representara en especial las relaciones humanas, en este sentido buscamos tipografías que tuvieran terminaciones redondas y amistosas.