Diseñador a futuro.

Conocer como es el diseño en México, cuáles son sus limitaciones, los avances obtenidos a lo largo de los años, el apoyo que el gobierno tiene para la profesión, la percepción de las personas y los diferentes campos en los cuales un diseñador puede lograr desempeñarse en su entorno inmediato, así como las metas a las cuales uno quiere llegar como profesionista, son factores esenciales en nuestra formación como futuros diseñadores industriales, ya que estas marcaran la pauta en la toma de decisiones en nuestra vida laboral y a la vez esto sirve para encaminar nuestro ser profesionista hacia un punto de equilibrio, es decir, ser partícipes del área en la cual las habilidades más fuertes del individuo sean aprovechadas al máximo. Estar en este punto en la carrera de diseño industrial (6° semestre) es un claro indicador de que tan comprometidos se está con la carrera, por lo cual es importante preguntarse a uno mismo como se percibe como diseñador, cuáles son sus metas, las habilidades más desarrolladas, y más importante que tipo de diseñador quiero ser, estos son los temas que se buscan desglosar para poder generar una visión más objetiva sobre que diseñador quiero ser a futuro.

¿Cómo me veo como diseñador?, es la pregunta más importante que se debe responder antes de querer decidir cuáles son los ámbitos en los cuales enfocarse, para poder contestar de manera correcta debemos conocer que es lo que más nos apasiona, no solo en cuanto a la profesión como tal se refiere, sino a cualquier otra cosa, esto se puede aplicar de esta manera debido a que tener intereses bien definidos como, el estar interesado en un movimiento, actividad, tendencia o filosofía en particular, tienden a afectar nuestro perfil como diseñador de manera directa, teniendo esto bien definido podemos lograr entonces proyectarnos en un área en especifica en la cual podamos despeñarnos de manera correcta, en mi caso en particular considero que me veo proyectado como un diseñador de tipo profesionista o artesanal, sin embargo esto no es algo definitivo, ya que como mencionaban nuestros profesores Sandra Barros y David Sánchez,

’’ no es necesario encasillarse en uno de los cuatro perfiles como diseñador (artesano, profesionista, gerencial y académico), ya que este dependerá directamente del momento en el que nos encontremos de nuestra vida profesional, sin embargo esto no impide que podamos desarrollarnos en cualquiera de manera más profunda’’

Partiendo entonces de esta primicia el área en la cual logro proyectarme como diseñador industrial es el movimiento maker, ya que siento que el tipo de filosofía que se maneja en el movimiento maker, poder producir tus propias ideas/invenciones, me es llamativa la idea de poder producir mis ideas y conceptos a un nivel industrial, a la par de que en esta área podría lograr mis habilidades al máximo, a la par de poder experimentar con nuevos materiales y sistemas de producción.

Por otra parte para lograr estos objetivos es necesario como diseñador observar nuestro entorno, es decir, conocer el panorama a nivel nacional y además de manera más inmediata, en nuestra localidad, esto nos permite conocer el estado actual de la profesión, conocer los límites de la misma y de qué manera percibe el público a la misma.

En México el diseño como tal es una profesión a la cual no se le da el reconocimiento que merece, ya que si bien parte de la población reconoce el diseño, siento que en la población en general se tiene una cultura extendida para el diseño,’’ no es apreciado’’, inclusive el gobierno no ve como prioridad impulsar el diseño, ‘’ la política económica no apuesta por el diseño’’ Eduardo Cruz, fundador del grupo de reflexión sobre economía y cultura, Entrepreneur en Español, 2015, por lo cual puede llegar a ser muy difícil tratar de abrirse paso en el mercado, a la par no existe como tal dentro del país una red establecida de diseñadores que trabajen en conjunto para impulsar la profesión, a palabras de Karla Paniagua, ‘’ no existe un ecosistema de diseño como tal en México, ya que no hay una comunicación bien establecida, llegando incluso a ser un ecosistema hostil’’ Karla Paniagua, coordinadora de investigación universidad centro, Entrepreneur en Español, 2015. Este tipo de información puede llegar a ser un tanto desalentadora, personas como Alejandro Bárbara (socio director de espacio7), tiene una visión un tanto diferente, ya que a pesar de toda la información negativa, el mercado para el diseño en México en los últimos años ha tenido un crecimiento exponencial, a la par de reconocimiento por parte del público, llegando el diseño en tiempos modernos a ser visto como una herramienta para que las empresas logren generar el éxito necesario.

Podríamos decir entonces que el diseño en México es una profesión que está constantemente en acenso, poco a poco el diseño se está convirtiendo en una fuerza económica para el país, adquiriendo la importancia necesaria para figurar en el radar de las empresas y la sociedad, es aquí donde nosotros como futuros diseñadores, la próxima generación de diseñadores, podemos llegar a ser generar agentes de cambio, en Aguascalientes ya existen estos tipos de casos en los cuales los primeros egresados de la carrera de la Universidad Autónoma de Aguascalientes rompieron paradigmas en empresas como mainsteel, en la cual no tenían conocimiento exacto de que se trataba la profesión, pero poco a poco gracias a los egresados están empresas se dieron cuenta del valor que tiene el diseño para la industria, de esta manera también podemos llegar a mostrar al público de que se trata el diseño como tal, en el ámbito local y a la vez mostrar al mundo el potencial del diseño mexicano, esta es entonces la visión que tengo a manera personal de lo que significa ser un diseñador industrial a futuro.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.