Tecnología informática, el nuevo martillo de la educación.

La tecnología es una herramienta necesaria en todos los ámbitos de la vida humana y en la educación es un pilar fundamental para el desarrollo formativo y pedagógico. En un mundo globalizado y en aras de los avances tecnológicos es un requisito fundamental para los miembros de una sociedad actual el manejo de las herramientas multimediales o TICs, pues estas tocan todos los contextos, desde el informativo, cultural, educativo, político y económico, esto obliga de cierta manera a que cada persona, no importa la comunidad, raza o credo tengan contacto con las tecnologías informáticas. Pero en este artículo hablaremos de las TICs en el campo de la educación, puesto que estas han jugado un papel fundamental en el desarrollo de procesos pedagógicos desde el principio de siglo; desde la creación de documentos, aplicación de presentaciones y creación de páginas web educativas hasta el uso de aplicativos para el aprendizaje autónomo, la tecnología es una herramienta indispensable en un aula de clases contemporánea.

Aunque para muchos, tanto estudiantes como docentes, la inclusión de la tecnología dentro del aula de clase ha generado miedo, rechazo, o inconformidad, poniendo una barrera mental ante el uso de estas, es de vitan importancia la inclusión de la tecnología como componente pedagógico. El uso de medios de comunicación e información en las prácticas pedagógicas es un recurso que no puede faltar para el desarrollo de las competencias de los estudiantes a las necesidades de la sociedad contemporánea. La nueva era de la educación ha propuesto mejorar los aprendizajes fomentando el uso de los las tecnologías de la comunicación, la televisión, la radio, el cine, el video y los elementos impresos dentro del aula de clase. Es incomparable la utilidad que los maestros pueden hacer de los dispositivos mediáticos. Están tecnologías existen como una herramienta que otorga un valor agregado a la educación, en la medida en que nos permite aterrizar, a los contextos de la vida cotidiana, los contenidos y las habilidades que se adquieren en las aulas de clase de toda institución educativa.

Es indispensable que los docentes implementen pedagogías y didácticas modernas para usar todas las herramientas que existen. Es importante que los profesores conozcan y utilicen las herramientas básicas de ofimática y utilicen motores de búsqueda, el chat y el foro; que maneje herramientas para ordenar y compartir el conocimiento, cómo usar la Tv, la radio y los medios impresos o todas las herramientas juntas. No se trata de reemplazar el tablero por una presentación de Power Point. Es de vital importancia que los docentes manejen aprendizajes basados en asuntos de la cotidianidad, y todas las estrategias didácticas y pedagogías dirigidas a los estudiantes, en las que los maestros tienen un papel orientador.

Existen diferencias generacionales ocasionadas por las constantes actualizaciones tecnológicas que a su vez representan una oportunidad. Aunque muchos maestros han tenido interacción con la tecnología y los medios comunicativos más que otros docentes, también hay docentes que a pesar de esta brecha y sus años de carrera pedagógica sin el uso de la tecnología, quieren fomentar sus conocimientos e incluir la herramientas multimediales dentro de sus aulas, por lo cual recurren a seminarios, foros o talleres de actualización pedagógica, con el fin de obtener mejores competencias para transmitir sus conocimientos a través de la utilización de estas.

Como conclusión, la educación ha evolucionado y adaptado con la revolución tecnológica, corriendo al lado de cada avance que el mundo ciber-informático da, por lo tanto la educación seguirá cambiando constantemente con el fin de incorporar las nuevas tecnologías que vayan surgiendo y solo el docente mejor calificado en el uso de estas podrá instruir las generaciones competentes del mañana.