Cada uno de nosotros forma parte de una generación ligada al desarrollo de la electrónica. Los innovadores avances y los modernos dispositivos que el mundo ofrece, nos deleitan y sorprenden cada vez más. El consumo de tecnología es cada vez más vertiginoso y accesible para cada miembro de la población. Nuestro foco se encuentra en ir a la par con los progresos y el florecimiento de nuevas tecnologías pero pocas veces nos preguntamos cuáles son los efectos adversos y las desfavorables consecuencias que este consumismo genera tanto en el medio ambiente como en la sociedad.

¿Sabías?

Los desechos electrónicos han dejado de ser una cuestión que afecta exclusivamente al medio ambiente y a la salud pública. Estos tipos de aparatos son objetos que precisan una gestión especial, tanto por la posibilidad de reutilización como por contener elementos altamente contaminantes, como por ejemplo: plomo, arsénico, selenio, cadmio, cromo, cobalto y mercurio. Algunos ejemplos de aparatos fuera de funcionamiento que se pueden reciclar son: computadoras portátiles y de escritorio, impresoras, fotocopiadoras, teléfonos celulares, monitores, teclados, mouse, teléfonos inalámbricos y fijos, equipos de música, radios, relojes, reproductores de DVD, reproductores de MP3, MP4, televisores, tostadoras, videojuegos.

Mucha gente no es consciente del peligro que éstos significan y que esto se debe a nuestro hambre de actualizarnos. A diferencia de otros tipos de desechos municipales, los desechos electrónicos contienen una mezcla compleja de materiales peligrosos y muy tóxicos y metales nobles con valor económico. Es posible encontrar hasta 60 elementos de la tabla periódica en los aparatos electrónicos complejos, se necesitan tecnologías sofisticadas para su tratamiento, a fin de lograr recuperar la mayor cantidad posible de esos recursos valiosos, reduciendo al máximo los efectos sociales o ambientales negativos.

En función de lo que se vende en materia de electrónica y lo que se vuelve obsoleto, los especialistas calculan que anualmente se descartan 120.000 toneladas de desechos, de los que se recicla sólo el 5% . El promedio en el país es de 2,5 kilos de basura electrónica por año por habitante, mientras que en la Capital y el Gran Buenos Aires trepa hasta los 4 kilos promedio

A continuación, la clasificación de los residuos electrónicos según su tamaño e impacto:

Fuente: https://goo.gl/3I4Kt9

¿Qué tantos problemas acarrean los REE hoy en día?

Impacto al Ambiente

  • contaminación de áreas verdes, agua de subsuelo, de ríos, lagos y mares;
  • emisiones a la atmósfera de elementos tóxicos;
  • desequilibrio de los ecosistemas

Impacto en la Salud Humana

  • náusea, vómito e irritación estomacal;
  • deficiencia en la coordinación motriz;
  • deficiencia pulmonar;
  • enfermedades renales;
  • disminución de glóbulos blancos;
  • daño fetal;
  • presión arterial y ritmo cardíaco;
  • daño sistema nervioso;
  • cáncer

Pero… ¿Quién acciona en contra de este persistente conflicto?

De momento sólo existen campañas aisladas y de empresas privadas para reutilizar y reciclar artefactos. A nivel nacional tiene media sanción del Senado una ley que promueve el compromiso de los fabricantes de objetos electrónicos (tanto de compañías productoras como importadoras) en la gestión post-consumo. Una vez que el aparato cumplió su ciclo, las empresas tendrán que recuperarlo para reciclarlo. Y el proyecto prevé que les den incentivos de distintos tipos a los usuarios por los viejos equipos.

Mientras, en la Ciudad no hay proyectos para mitigar el envío de basura electrónica al relleno sanitario de la Ceamse. Por un lado sigue sin reglamentarse una ley, que fue votada en 2008, que obliga a la Comuna a deshacerse de los rezagos electrónicos propios, que se acumulan en los depósitos y subsuelos de las reparticiones.

Prototipo de Intervención

A pesar de la falta de acciones y de proyectos, este tema debe dejar de pasar por desapercibido

¡Es hora de ponerle un freno a los RESIDUOS ELECTRÓNICOS!

¿Qué fue lo que se nos ocurrió con respecto al accionar ante el conflicto?

Desde nuestro lugar y reducida comunidad, quisimos comunicar a nuestros compañeros de Secundaria la magnitud de este problema y cómo podriamos en conjunto ser parte de un cambio.

Nuestra idea principal se basó en pedir celulares con el fin de donarlos. La condición era que aunque no sean de mucho uso, debían contar con el buen funcionammiento de la camara de fotos. De esta manera, los aparatos podrían ser llevados con fines didácticos al Colegio Nº 942 en la provincia de Corrientes (apadrinada por nuestro colegio). La gente estaría deshaciéndose de celulares que juntan polvo y que probablemente en un futuro sean arrojados a la basura, causando así un incremento en los residuos electrónicos. Además de contribuir a mantener un ciclo de vida útil, estarían proporcionándo una herramienta efectiva a los niños de este Colegio.

De esta forma, no sólo fomentamos la importancia de reducir nuestro impacto ambiental y huella ecológica sino que además nos embarcaríamos en un proyecto didáctico que termina siendo una excelente propuesta pedagógica, incentivando además una nueva corriente de aprendizaje: Mobile-learning.

¡ Nuestro spot publicitario !

¿Quiénes somos?

Este proyecto fue realizado por los alumnos Lautaro Moreiras y Julieta Veo del Colegio Newlands de Adrogué (Buenos Aires, Argentina) en el marco de la materia Ambiente, Desarrollo y Sociedad (ADS). A partir de los distintos temas presentados relacionados al ambiente, tuvimos que identificar una problemática, analizarla con el fin de generar una propuesta que plantee soluciones. Nuestro objetivo fue el aportar y contribuir desde nuestro espacio y entorno a esta situación que aqueja a la sociedad en general.

A continuación presentamos el Estado de la Cuestión que preparamos con respecto al tema: https://goo.gl/crUhVR