Burkinis o bikinis

¿IMPORTA?

La semana pasada me topé con una noticia de tendencia mundial en varias redes sociales, después de los recientes atentados en Europa, al gobierno de Francia, le pareció buena idea prohibir el burkini en algunas de sus playas. Esta prenda está específicamente pensada para cumplir las restricciones de vestuario de algunas sectas musulmanas, consiste en un traje de baño que solo deja al descubierto la cara, las manos y los pies.

Hay quien relaciona el uso de burkinis con grupos terroristas. Además de esto, varias autoridades apoyaron su prohibición justificándose conque promueven la “esclavitud de las mujeres”.

El concepto no se sostiene si recordamos que los judíos ortodoxos y algunas sectas cristianas también manejan restricciones similares. Suena un poco absurdo que un país con separación entre iglesia y estado haga valoraciones sobre aspectos religiosos, sobre todo dirigidos a un grupo específico suena peligrosamente parecido a persecución religiosa. Y suena aún más absurdo cuando el resto del mundo, desde el siglo pasado, ha considerado las reglas de vestuario femenino en Francia bastante laxas.

Debemos considerar, que, para las mujeres que profesan cualquiera de esas religiones, el usar esa vestimenta es una elección personal y el profesar dicha religión es un derecho humano básico.

No voy a mentir, mi primer impresión al enterarme de las reglas de conducta y de vestuario que deben seguir los judíos ortodoxos, me parecieron obsoletas e incluso ridículas, pero al escuchar la apasionada defensa que hacían de esas normas un grupo de jóvenes judías caí en cuenta de que están en libertad de elegir su religión y las conductas asociadas a ella.

Recordemos por un momento las trágicas consecuencias a través de la historia, cuando un grupo en el poder se adjudica el derecho de decidir lo que es válido o no en torno a la religión de otro grupo:

  • La casi desaparición de etnias indígenas en América.
  • La tortura y muerte de mártires cristianos en: Japón durante la segunda guerra mundial, aquí en la Guerra Cristera y actualmente en el Oriente Medio.
  • El Holocausto en Alemania.
  • El asesinato de representantes religiosos en la Unión Soviética.

Y podría mencionar muchos otros pero lo importante es el concepto.

Considerando esto, y aunque no estoy de acuerdo con muchas de esas tradiciones, estoy vehementemente convencida del derecho que tiene cada quien a seguir los lineamientos de la religión que profesa.

Si yo puedo usar un bikini en la playa, y es cosa que no le importa al gobierno, ¿Por qué no podría usar un burkini si así lo decido?¿En qué momento quitaron este privilegio de la Declaración Universal de los Derechos Humanos?

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Karen Ocampo’s story.