Leer vs Ler

Recientemente han habido muchos comentarios acerca de un video que se hizo viral en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ) de la Ciudad de México. Al evento asistió el Secretario de Educación, y ha sido muy criticado por sus “defectos del lenguaje”.

No justifico al funcionario por su mala pronunciación, al contrario, una persona con tal puesto debería estar más que preparada, pero hay catedráticos de nivel doctorado que pronuncian “intervalo” como “intérvalo”, incluso el mismísimo Porfirio Díaz, murió diciendo “truje” en lugar de “traje”. Todos, absolutamente todos tenemos ciertas “deficiencias del lenguaje”.

Aquí lo importante pienso yo, es nuestra reacción a los errores de los demás. En el mismo evento Andrea Lomelí, se atrevió a corregir al Secretario, y lo hizo de una forma muy correcta y educada.

¿Por qué razón apuntamos al error y no a la forma de corregirlo?Estamos en una sociedad donde importa más la forma en la que nuestros políticos fallan, que la forma en la que una niña de 8 años corrige a los mismos.

Sé por experiencia propia, que las cosas llevadas en un ambiente de respeto brindan casi siempre mejores resultados.

Creo que quienes queramos propiciar el cambio, deberíamos aspirar a que cualquier persona pueda corregir, sugerir y hasta compartir ideas diferentes, a aquellos que nos representan en el gobierno de una forma respetuosa.

El respeto es como el dinero, puedes pedirlo, pero es mejor ganártelo.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.