¿Orgullosa MEXICANA?

Mi país lo hago yo.

Con las fechas patrias el amor hacia la nación se divide en dos sentimientos completamente polarizados: o la amas — al punto de estar borracho de sentimiento y alcohol todo el mes — o manifiestas una inconformidad enfermiza por muchas cosas que siendo realistas, no puedes cambiar.

Fotografía: Karen Ocampo
¿Por qué las cosas tienen que ser o blancas o negras?

¿Qué nos impide a nosotros como mexicanos ser ese cambio que tanto exigimos y al mismo tiempo mantener el orgullo por las cosas que valen la pena?

El maestro que prepara su clase, que nunca falta, que se preocupa por sus alumnos, que inspira con su pasión a la profesión; El humilde paletero que se levanta todos los días a las 5:00am y carga su carrito para vender sus paletas afuera de la secundaria, que no importa cómo esté el día, siempre te responde con una sonrisa; El jardinero que por una fracción de sueldo realiza su trabajo con la mejor de las voluntades. Todos ellos ejemplo de cosas a las que yo aspiro, gente que inspira todos los días con su voluntad, con su decisión, son ellos de los que aprendemos día a día. ¿Por que nos preocupamos más por seguir la vida privada de políticos y celebridades que por aprender de estas personas?

Sí, México tiene cosas muy negativas, pero la verdad es que los problemas del país no se van a solucionar dando mordida, ni pasándote el alto, ni metiéndote a la fila, ni teniendo como lema “el que no tranza, no avanza”

Nuestra cultura no está en blancos y negros, es una nación que la hacemos nosotros con nuestras acciones, con nuestras características, con nuestras actitudes. Es un país que se enriquece cuando nosotros lo enriquecemos.

Comencemos este mes haciéndolo un país más rico, y quedémonos con ese patriotismo todo el año.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.