RESEÑA #7

“La complejidad y la Empresa: Introducción al Pensamiento Complejo”

El objetivo de Edgar Morín en este capítulo, primero que todo es el de exponer las etapas de complejidad y posteriormente explica sobre la tres causalidades existentes en el proceso productivo de las empresas; en términos más generales, habla de la empresa, sus procesos y sus problemas, entre otros aspectos.

La primera etapa de la complejidad nos dice que los conocimientos básicos que tenemos sobre un tema no nos van a permitir conocer a profundidad sus características, ya que un objeto no solo es el mismo por los elementos que lo forman. La segunda etapa explica que el hecho de que el objeto exista, significa que no se puedan conocer todas sus características, por lo que contrario a lo dicho en la primera etapa de complejidad, el objeto es menos que los elementos que lo conforman. La tercera y última etapa de la complejidad es el resultado de las dos anteriores, ya que se dice que el objeto es más que los elementos que lo forman y a la vez menos.

Una empresa es capaz de auto sostenerse y mantenerse a flote mediante la fabricación de servicios y productos; sin embargo surge un problema debido a que se produce y auto produce simultáneamente.

Debido a lo anterior se habla de las tres causalidades; el primer ángulo de causalidad hace referencia a la causalidad lineal, en la que un producto tiene como consecuencia un efecto; el segundo ángulo de causalidad o causalidad circular retroactiva, señala que la producción de la empresa debe ser regulada y su efecto puede conllevar al aumento o disminución de la producción de la empresa; el tercer ángulo o causalidad recursiva señala que los productos y sus efectos son necesarios para el proceso de producción que los generó.

La empresa es capaz de auto organizarse y realizar su auto producción; por esto mismo se pude decir que es capaz de auto eco organizarse, y esto se da gracias al mercado que es la mezcla del orden (constante, predecible, invariable) y el desorden (irregular con respecto a una estructura). Sin embargo las organizaciones tienden a desintegrarse y la única manera de evitarlo es mediante la regeneración constante y la reorganización.

La burocracia es racional e importante ya que permite la funcionalidad de una organización, pero también puede ser considerada como irracional, debido al hecho de que es un instrumento de toma de decisiones no racionales.

En conclusión, se puede afirmar que todos los procesos al interior de una organización son necesarios y se complementan y son antagonistas entre sí, para permitir el correcto funcionamiento de la organización.

MORIN, E. 1990. La complejidad y la empresa. Introducción al Pensamiento complejo. Gedisa. Madrid. España.

Karen Sofia Tarazona Cardenas

karentarazona33@gmail.com

Show your support

Clapping shows how much you appreciated karen tarazona’s story.