Falso amor vs amor verdadero

Cuando estaba pequeña creía en los cuentos de hadas, de esos que te hacen soñar y pensar que podemos conquistar el mundo, tan sencillo como volar. Cuando somos niños creemos genuinamente todo lo que nos dicen, somos muy inocentes, y eso es bueno, tener corazón de niño. Pero vamos creciendo y con el transcurso del tiempo vamos tomando interés por unas cosas y perdiéndolo por otras.

La vida es así estamos en constante cambio, y debemos ir aprendiendo. Llega un momento donde se es joven y se tienen dudas, y creemos que hay muchas cosas donde podemos encontrar refugio, en amigos, en el alcohol, drogas, fiestas, etc. Claro, el mundo es muy atractivo, nos invade con sus deleites y placeres, no podemos ver que todo eso es pasajero e inclinamos nuestro corazón hacia dichas cosas, comenzamos a amarlas más de lo que pensamos.

Un día te enamoras y piensas que encontraste la felicidad eterna, entregas tu corazón a la persona que piensas que es la correcta para ti, se llena tu mundo de fantasías y deseas compartir tus sueños con alguien más, luego llegamos a una etapa más madura, donde comenzamos a pensar un poco mas serenamente sobre lo que queremos y deseamos, una casa muy bonita, un carro, y muchas cosas más, nos enfocamos en poner toda muestra mente y esfuerzo en todo ello, nos enamoramos de la vida que nos ofrece el mundo sin saber que hay mas allá. Aunque eso no es malo, tenemos que tomar conciencia sobre todo lo que hemos hablado anteriormente.

Para ello quiero basarme en 1 de Corintios 13:4–8, donde nos habla sobre lo que es el amor verdadero, y que requiere amar de verdad en esta vida, lo que realmente importa para disfrutar nuestra vida diaria.

4 El que ama tiene paciencia en todo, y siempre es amable.

El que ama no es envidioso, ni se cree más que nadie.

No es orgulloso.

5 No es grosero ni egoísta.

No se enoja por cualquier cosa.

No se pasa la vida recordando lo malo que otros le han hecho.

6 No aplaude a los malvados, sino a los que hablan con la verdad.

7 El que ama es capaz de aguantarlo todo, de creerlo todo, de esperarlo todo, de soportarlo todo.

8 Sólo el amor vive para siempre.

El amor verdadero es un amor que puede soportar todo en la vida, y a pesar de todo lo malo que nos hicieron, tener el valor necesario para perdonar y amar sin condiciones.

Quizá las cosas que hablamos al inicio son verdad todos pasamos por ello, pero hay algo más importante que todo eso, y es que en la vida debemos tener el carácter correcto para enfrentarnos a los retos que tendremos, perdonar a los que nos dañan, y honrar a nuestros padres y agradecer todos sus esfuerzos, aun si no fueron los mejores padres o los que soñaste, ser feliz con lo que tienes y agradecido, llevar una vida correcta y justa que te ayude a salir adelante, disfrutando cada día de tu vida y que tus días no terminen frustrados e infelices.

Debemos aprender sacrificarnos cada día, en poner a Dios en primer lugar, amar a DIOS sobre todas las cosas, y a nuestros semejantes. Y no creas que es imposible, el Señor Jesucristo ya hizo todo esto por nosotros, ese es el verdadero significado del amor y la vida, cuando logras esto, podrás disfrutar mejor tus días.

Es así como podrás llegar a conocer el verdadero amor y el valor de esta vida, conociendo a Dios primero, porque si le permites dirigir tu vida, tus pasos serán mucho mas firmes y podrás dejar una huella muy importante, que es el corazón de Cristo.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Karina Salinas’s story.