Una autora que transgrede I

Diamela Eltit en un Conversatorio en Librería del GAM (junio, 2017)

Ver a Diamela Eltit respondiendo una entrevista es ver cómo la seguridad, la inteligencia y la mirada analítica se instalan en la sala, eso por el lado de la autora; en cambio, por parte del entrevistador, se presenta el cálculo de las palabras con las que formulará la pregunta. Así como en sus novelas se emplea un uso exacto del lenguaje, la autora se expresa de la misma manera.

Nacida en Santiago de Chile, en el año de 1949, Eltit siempre ha tenido dos intereses de los que no ha podido desprenderse: la literatura y lo político. El primero la llevó a estudiar literatura y el segundo ha expresarlo por medio de sus obras. No nos confundamos, el interés político que la autora tiene no es el que comúnmente se relaciona con los partidos, sino con la forma en que los individuos interactúan con otros y con su espacio a partir de las relaciones de poder. Es lo que se aprecia en su obra, que si bien muestra ciertas alusiones a lo que fue para muchos la dictadura de Pinochet, también presenta escenarios y situaciones que hacen que el lector se sienta bombardeado de todo lo que pasa en la mente de los personajes. Todo esto junto da lugar a la propuesta que Eltit ofrece en su literatura, una política de la escritura, como lo explica en la siguiente cita:

Alguna vez me he referido a la posibilidad de establecer una política de escritura, hacer de la letra un campo político, riesgoso quizás, siempre en curso, pero senderos laterales. Eso es. Parapetarse, allí, en el recodo y no salir del recodo, quedarse, permanecer dando vueltas y vueltas, prendida a la dudosa esperanza de habitarlo. Pero no. Se trata de contener la esperanza. Se trata de centrarse en el deseo del recodo […] Me interesa teórica y políticamente el despropósito que porta la literatura, su capacidad de dispersión más subversiva. (Eltit, 2002)

Los temas centrales que podemos ver en sus escritos plantean cuestiones de género, violencia, y de lo incómodo, sin embargo, hay algo que las une: todos los temas son vistos a partir de los sectores marginados, como pasa en Jamás el fuego nunca, donde los protagonistas son una pareja que estuvo oculta durante la dictadura de Pinochet y que continúa viviendo bajo un pasado del que no puede desprenderse; o en El cuarto mundo, donde dos hermanos transexuales se enfrentan a un mundo que es completamente diferente al que ellos identifican como seguro.

En el primer caso podemos ver que la problemática de los personajes surge a raíz del trauma causado por la violencia y el encierro que la pareja sufrió durante su detención y, posteriormente, en su escondite; respecto a la segunda obra mencionada, la problemática de los personajes se centra en la concepción que tienen de sí mismos a partir del género que asumen. ¿Y dónde queda el aspecto de lo incómodo?, se preguntarán.

Lo incómodo está presente en todas las obras de la autora, en cada una de las transgresiones que hace, tanto a nivel del lenguaje, en el espacial y en el cómo se relacionan los personajes. Leer a Eltit implica sumergirse en un espacio que atiende a algo cotidiano, las acciones de los personajes, pero que tiene como trasfondo algo que va más allá del simple hecho de realizar la acción; conforme avanzamos la lectura de cualquiera de sus obras vemos que los personajes no se pueden desprender de un diálogo interno que parece no tener pausa, como si estuvieran a punto de estallar ante el mundo que los rodea. Además de ese diálogo interior que parece no detenerse, se suman los espacios pequeños y asfixiantes en los que los personajes viven su día a día.

La suma de todos estos factores es lo que hace que Eltit se asuma y podamos percibirla como una outsider.


Esta publicación forma parte de una serie de colaboraciones para el proyecto Adopta una autora (https://adoptaunaautorablog.wordpress.com/).

Para leer la reseña de Jamás el fuego nunca, puedes entrar al siguiente link: https://medium.com/@karlachacer/jam%C3%A1s-el-fuego-nunca-e427dbdec0f9

Las fuentes consultadas para este artículo fueron:

— Entrevista que Lee por Gusto le hizo a la autora: https://www.youtube.com/watch?v=0IvAIzKMH30

Sobrevivir precariamente. En torno a la propuesta literaria de Diamela Eltit de Sandra Lorenzano en “Tres novelas” de Diamela Eltit, 2004, FCE.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.