Y se hicieron las 02:21 de la mañana y yo sigo siendo Jay Gatsby haciendo fiestas esperando a que Daisy aparezca. Send help

Es increíble cómo sobrevivimos. A veces llegamos a lo que creemos que es nuestro límite de sufrimiento y cosas de mierda que nos pasan, pero a pesar de todo seguimos y así la vida va pasando y las cosas que ayer nos mataban hoy nos duelen algo menos.

Sacamos fuerzas de lugares tan inesperados. Hoy me pasó de estar re bajón y encontrar un CD que había guardado en Spotify pero nunca escuché, entonces me tomé el tiempo y después de esa hora y media me llene de ideas y ganas de hacer mil cosas que hasta hace un rato ni pensar quería.

Re loco que ayer me preguntaron qué cosas me hacían feliz en este momento y no supe que responder y dije una estupidez como acariciar a mí gato o algo así, pero hoy sí puedo decir que hay muchísimas cosas que me llenan, y eso hace que todo el quilombo diario valga la pena

Me encantan estos días dónde no importa lo que paso, ni lo que está pasando, ni lo que va a pasar, y me río igual y hasta capaz te tiro un chiste ( aunque nunca fue lo mío) y me voy a dormir de bien humor porque sé que a la mañana me voy a levantar llena de proyectos y nuevas locuras para construir.

https://open.spotify.com/track/7HdlpABlb0ZIVIYZoQhW5J

Like what you read? Give Katja Yakimczuk a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.