No lo recuerdo …

Es genial estar ejercitando todo el tiempo la capacidad de producir contenidos noticiosos a través de una cuenta de blog, pero mi punto no está en ir publicando de noticias sino más bien en expresar un poco de mi conocimiento y experiencia acerca de mis lecturas, capaz no encuentre quien se identifique exactamente conmigo pero lo voy a seguir intentando.

El gran problema de mi vida cultural y por sobre todo literaria, se ha concentrado en mi falta de memoria para todos los libros que voy leyendo; es un estado de completa resignación estar en una ronda de conversación sobre libros y AHOGARSE en la laguna mental de “Sí, yo lo leí” y quedar en esa premisa.

Al adentrarme en una historia ,me da de crear escenas, situarme en lugares y agregar un rostro conocido al personaje; ésos son todos los síntomas normales de una persona que sigue una historia y más sí se trata de una historia en la que quiero ser la personaje. La lectura siempre ha sido mi alíado en momentos dificiles, porque me llevó lejos a vivir una realidad distinta, a volar mi imaginación hacia tierras lejanas en las cuáles las circuntancias se volvían en aventuras extraordinarias.

Nunca me pregúntes qué obras me fuí a ver en el teatro y mucho menos de qué se trató la película que ví la semana pasada en el cine. Hasta si me cuentan un chiste, me vuelvo a reír todas las veces que me cuentan.

Este post no se trata de evidenciar mi posible estado crítico de Alzheimer, sino más bien en excusarme por los próximos posteos de libros y películas.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.