Queto

Queto

Si no fuera redactor sería piloto aviador. Ya caminé, estudié, viajé, me enamoré, grité, reí, lloré, recibí un diploma, no precisamente en ese orden.