Tiempo

En la carta 15 de ‘Screwtape Letters’ Lewis habla del tiempo. Pasado, presente y futuro.

La verdad es que no entendí nada al principio, pero luego la volví a leer.

‘In a word, the Future is, of all things, the least like eternity’.

Cuando leí eso me asusté. Me fascina pensar en el futuro, hacer planes e imaginar cómo sería cumplirlos. Llevo haciéndolo desde que era niño. ¿Qué tiene de malo?

En sí, nada. No tiene nada de malo. Pero las intenciones sí pueden ser las equivocadas, y razones equivocadas llevan a resultados equivocados.

El resultado más típico de pensar en el futuro por las razones equivocadas es afanarte.

¿Por qué? La verdad no sé. Pero siempre me pasa. Lean como explica Lewis lo que pasa en el futuro y lo que pasa en el presente:

‘Gratitude looks to the past and love to the present; fear, avarice, lust and ambition look ahead.’

Después de eso me quedé pensando: ¿entonces qué hago? no puedo dejar de pensar en el futuro. La respuesta está más adelante.

‘To be sure, the Enemy (God) wants men to think of the the Future too — The duty of planning tomorrow´s work is today’s duty’

Seguía sin entender nada. Hasta esto:

‘His ideal is a man who, having worked all day for the good of prosperity, washes his mind of the whole subject, commits the issue to heaven, and returns at once to the patience or gratitude demanded by the moment that is passing over him’.

Whoa. Suena bien fácil. No lo es. Es dar todo tu esfuerzo hoy, hacer tu trabajo al máximo, planear el futuro y, al final del día, dejarlo en manos de Dios. Descansar y ser paciente.

Si son de esos que se desesperan fácil, les recomiendo leer la carta completa. Y si no, también.

Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal (Mateo 6:34).

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Kev Lozano’s story.