El economista cordobés que asistió a la Reunión Lindau

La 67° Reunión Lindau de Premios Nobel tuvo entre sus participantes a Pedro Gabriel Degiovanni, un joven licenciado egresado de la UNC, para ser oyente en un significativo encuentro entre Premios Nobel de Economía y economistas de variadas edades.

Entre el 22 y el 26 de junio de 2017 tuvo lugar un encuentro algo particular en Lindau: 17 Premios Nobel de economía, junto a 370 jóvenes economistas. De este total, uno de ellos fue un ex alumno enviado por la UNC mediante sorteo. Llenando un formulario en el cual debía detallar no solo su curriculum, sino además explicar aspiraciones, ambiciones y motivaciones respecto del evento y carrera. Inicialmente, no creyó ser elegible para tal evento, el resultado fue una sorprendente positiva.
 
El evento se situó en lo que en palabras del entrevistado, es un pueblo similar a Villa General Belgrano, pero en medio del lago San Roque, y con mayor infraestructura. Tuvo en su haber charlas de media hora a cargo a de cada uno de los Nobel, con temáticas variadas, desde presentaciones simples hasta charlas motivacionales, pasando finalmente por lo que el llamó “inentendibles charlas de finanzas”. Además hubo paneles de discusión, en la cual los oyentes eran testigos de discusiones argumentales entre los Nobel, con una temática predeterminada y pertinente al encuentro.

Particularmente el cordobés tuvo la función de oyente, y donde más experiencia obtuvo, fue curiosamente en los breaks, que se realizaban en un espacio común para todos, tanto para oyentes como para disertantes, y entre cerveza y el ineludible tema de Mauricio Macri, se encontró con la faceta personal de los Premios Nobel, que el cordobés definió como: “seres humanos, ningunos genios, ningunos locos, son gente que dedicó su vida a la economía, que acertaron con la temática que estudiaron en el momento que lo estudiaron, y que donde más se nota es en los premiados de mayor edad, a algunos les cuesta hablar, a algunos moverse, y el pensamiento de algunos ya está desactualizado, fuera de plano en base a la época en la cual formularon sus teorías, son gente preparada, formada y especializada, pero no son dioses, preconcepto que en mayor o menor medida, yo también tenía”.

Dentro de su experiencia personal, al final del evento sintió orgullo y emoción, aunque en un principio no tenía grandes expectativas, si bien el evento fue de una magnitud considerable, esperaba extensas charlas informativas, aunque monótonas, pero el producto final de la experiencia le resultó sorpresivamente positivo.

En resumidas palabras, significó tanto para él como para los demás participantes, una experiencia de vida única, que sin duda marca de alguna forma el carácter de quien haya asistido, no sólo por las personalidades de las cuales reciben palabras, sino por el mensaje en sí mismo, ya sean teorías aplicables al momento en que fueron pensadas o teorías obsoletas, todas en menor o mayor medida representan un aporte, que resultará a futuro en una conglomeración de nuevas teorías , que van a incidir en el estilo de vida de cada uno de nosotros.

Pedro Degiovanni y Roger Mayerson (Premio Nobel de economía 2007)
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.