Let it go

Dejar ir, esa frase tan nombrada; una tan difícil de poner en práctica.

Los libros de auto ayuda te dan consejos para hacerlo, tus amigos más cercanos te dicen que hagas lo mejor para ti, la gente a la que le cuentas cómo te sientes buscan una manera de hacerte sentir mejor.

Tanto sientes y tanto añoras que no sabes cómo controlarlo; decides dar oportunidades, porque te hacen pensar, que las cosas podrían cambiar.

Dejar ir, es como esa práctica que debemos tomar en cuenta en los momentos que nos encontramos afectados; pero en temas del amor, no existe raciocinio.

No sabes que hacer, cómo actuar, ni siquiera sabes que estás haciendo; de nuevo, es tanto lo que quieres que se te dificulta ponerlo en práctica.

Dejar ir, es lo más difícil de la vida, sobre todo, cuando esa persona o esa situación, te ha llenado de muchísima alegría.