¿Qué son las criptomonedas y cómo se usan?

Krypto Exchange
May 16, 2018 · 8 min read

- Los activos del futuro -

Haciendo una búsqueda rápida de “Bitcoin” en la mayoría de los buscadores, los principales resultados serán páginas que muestran el precio de Bitcoin y otras monedas digitales, seguido de una sugerencia de búsqueda: ¿Cómo funciona Bitcoin? Y ¿Cómo obtener Bitcoin?

Este breve artículo pretende explicar la historia y desarrollo del Bitcoin. Antes de preguntarse cómo comprar y cuál será su precio, es conveniente saber lo básico de Bitcoin, porque, según una frase atribuida a Warren Buffet:,

“nunca debes comprar un negocio que no entiendes.”

Las sociedades desde sus inicios se han caracterizado por la necesidad de contar con un sistema de intercambio monetario, en un principio se trataba de trueques con herramientas o comida.

Aunque este sistema se mantuvo por mucho tiempo, no era eficiente: un pescador podría necesitar un arma de caza pero no siempre podía encontrar un herrero que necesitara pescados, y viceversa. De igual forma, era un problema el determinar el valor de cada producto (en base al tiempo invertido en producirlo, la oferta/demanda, etc.). Por lo que era necesario un valor de referencia.

Este valor de referencia debe tener 5 principales características:

  1. El valor debe ser aceptado por la mayoría de la población
  2. El bien utilizado como valor de referencia debe poder ser portable, almacenable y durable.
  3. El valor de referencia debe ser divisible para poder fragmentarse y utilizarse en intercambios de bienes más pequeños y de menor valor.
  4. No se debe poder replicar (falsificar) con facilidad.
  5. El valor debe ser una reserva de riqueza (debe ser escaso)

Fue en la Edad Media cuando se empezó a utilizar el dinero de papel, el cual era respaldado por cantidades concretas de oro resguardadas en los bancos centrales de cada Estado. A esto se le llamaba respetar el patrón oro.

Sin embargo, fue en el año 1971 cuando Estados Unidos rompió el patrón oro bajo el mandato del presidente Richard Nixon, entre otros factores, debido a su endeudamiento por la guerra de Vietnam.

A partir de ese momento, cada Banco Central tiene la facultad de imprimir los billetes que desee, es por ello que se le llama fiat, porque existe por decreto de una autoridad. Por lo tanto, ya no es posible que asistas al Banco Central y cambies un billete por una moeda de oro.

Actualmente las economías ya no están respaldadas por oro.

Los medios de pago han ido evolucionando hasta llegar a los que conocemos en la actualidad; no cabe duda de que las criptomonedas han tomado por sorpresa a los medios de pago tradicionales, y a la sociedad en general.

Incluso con el constante avance de la tecnología, no era netamente evidente la necesidad de cambiar algo en el sistema monetario que se manejaba. Entonces, ¿qué impulsó el surgimiento de este nuevo activo? Básicamente, revolucionar la forma en la que las personas podemos realizar transacciones sin intermediarios, así como almacenar valor.

Antes del surgimiento de las criptomonedas, hubo varios intentos en integrar la criptografía al sistema monetario electrónico. El primero en hacerlo fue David Chaum, quien mediante el uso de la criptografía volvía anónimas las transacciones de dinero, pero con emisión y pago centralizado, todo esto a través de DigiCash y Ecash.

Sin embargo, fue en 1998 cuando surge realmente la idea de criptomoneda, descrita por Wei Dani, quien propuso un nuevo tipo de divisa descentralizado, transparente y global, que utilizará las propiedades de la criptografía para su control.

Fue en 2009 cuando el desarrollador Satoshi Nakamoto crea y lanza al mercado el Bitcoin, la primera criptomoneda de la historia, la cual surge como alternativa al dinero fiat (la palabra fiat proviene del latín y significa “que así sea” esta alternativa consiste en divisas tradicionales controladas por bancos centrales y respaldas por el Estado), y que originalmente se desarrolló con la finalidad de realizar compras por internet.

El bitcoin fue la primer criptomoneda.

Las criptomonedas son activos digitales de intercambio virtual. Surgen tras la creación del Bitcoin, la primera criptomoneda de la historia, una de las más populares y confiables a nivel mundial, considerada hoy en día como la criptomoneda de mayor prestigio y con mayor valor a nivel global (aún en ascenso).

Bajo esta premisa, las criptomonedas se caracterizan por su alto nivel de seguridad, eficiencia y transparencia, cumpliendo con las 5 principales características que debe tener el dinero. Esto se explica porque funcionan sin intermediarios, por medio de transferencias electrónicas, de forma inmediata. Las criptomonedas integran los principios de la criptografía y la cadena de bloques (blockchain), y es una de las principales características que las distinguen de los demás medios de intercambio monetario digital.

Actualmente el dinero que utilizamos sirve como medio de pago y como medida de valor, pero ha dejado de cumplir su propósito como almacenamiento de riqueza.

El dinero fiat actualmente no cumple con el propósito de funcionar como almacenamiento de riqueza.

La inflación es un proceso que se da cuando existe mayor cantidad de dinero fiat del necesario (impreso bajo decisión del Estado), por lo que el precio de cada bien aumenta y los billetes van perdiendo su valor.

Es posible que un gobierno imprima tanto dinero fiat como desee.

Tras el surgimiento del Bitcoin en 2009, aparecieron muchas otras criptomonedas (conocidas como ALTS o alternativas), dentro de las que destacan las siguientes: Ethereum (ETH), Ripple (XRP), Bitcoin Cash (BCH/BCC), Cardano, Litecoin (LTC), NEM, NEO, IOTA, DASH y Monero.

Para entender enteramente el funcionamiento de las criptomonedas, es necesario conocer la definición de Blockchain o Cadena de bloques. Ésta consiste en una base de datos distribuida, permanente y pública (ledger) que almacena todas las transacciones realizadas en una red desde la creación de la misma.

Para poder hacer uso de las criptomonedas es necesario contar con un monedero virtual donde puedan almacenarse y transferirse. En vista del surgimiento de las distintas (hoy en día múltiples) criptomonedas, casi de la mano han surgido una amplia gama de monederos electrónicos, para su utilización durante este proceso.

En términos generales, existen dos maneras de obtener criptomonedas: siendo minero o intercambiando las criptomonedas. En el primer escenario, un minero es quien se dedica a generar nuevas unidades de esta moneda, a través de la Blockchain, proceso que requiere de preparación técnica adecuada, conocimientos en el tema y un alto consumo energético. De esta manera el minero obtiene una recompensa por cada transacción que realice, que puede inyectar directamente de nuevo en el mercado.

En segunda instancia, quienes no deseen dedicarse a la “minería”, o bien, tan solo busquen obtener criptomonedas para su uso inmediato o almacenamiento, podrán realizarlo de una manera mucho más sencilla. Se trata de un simple proceso de intercambio, que radica en comprarle a una persona o empresa las criptomonedas, para luego intercambiarlas por algún producto o servicio que acepte como medio de pago esta moneda.

El impacto del blockchain se considera igual al del Internet en los años 2000.

El surgimiento de esta novedosa tecnología, como era de esperarse, ha traído consigo múltiples controversias relacionadas en mayor medida con su legitimidad. En este sentido, el hecho de ser una plataforma segura, global y sin intermediarios, donde sus partes se mantienen en anonimato, crea conflictos en las leyes de seguridad de algunos gobiernos. Tal es el caso de Bolivia, siendo el primer país en prohibir rotunda y explícitamente el uso de las criptomonedas.

Bajo esta premisa, y a pesar de tratarse de un medio de intercambio de valor bastante seguro, por mantenerse al margen de las normas regulatorias gubernamentales y bancarias, suelen ser utilizadas en la nube, de manera virtual.

Asimismo, las criptomonedas tienen un número máximo de unidades a minar (para evitar su falsificación así como desequilibrios en el sistema), de manera tal que en el futuro pueden ser utilizadas como medio de almacenamiento de riqueza.

Otra característica importante o, posible riesgo del uso de esta tecnología, es la volatilidad del precio del activo derivado de la actual especulación e incertidumbre (que bien puede conllevar a riesgos tanto como oportunidades). Actualmente hay muchas personas que se dedican al trading de criptomonedas.

A pesar de estas posibles dificultades, son más las ventajas que caracterizan a las criptomonedas:

- Son descentralizadas: no se encuentran bajo el control de ningún banco, institución o entidad bancaria.

- Son globales: están disponibles para su uso en cualquier lugar del mundo, siempre y cuando el emisor y destinatario utilicen la misma criptomoneda. Por lo tanto, todo el mundo puede acceder a ellas y pueden transferirse instantáneamente a cualquier persona en cualquier lugar del mundo.

- Son veloces: la velocidad de las transacciones es increíblemente más rápida que la de las transacciones tradicionales.

- Son anónimas: no es necesario revelar la identidad del usuario, por lo que se puede preservar su privacidad.

- Su uso es voluntario: a diferencia de las divisas tradicionales, su uso es totalmente voluntario. Pueden utilizarlo las personas que lo deseen, en el momento que lo necesiten.

- Son transparentes: todas las transacciones se registran en la Blockchain y se operan sobre un mecanismo que asegura que el receptor solo reciba la información que necesita del emisor (no la totalidad de sus datos).

Actualmente existen comercios que aceptan pagos con Bitcoin.

Si bien es cierto que las criptomonedas se encuentran en pleno apogeo, han logrado no solo popularizarse, sino consolidarse dentro de la economía mundial actual. Sus características, transforman a esta tecnología en una novedad, algo nunca antes visto, y que sin duda está marcando tendencia en el mundo.

Predecir qué le depara en un futuro a las criptomonedas es un tanto incierto. Sin embargo, son múltiples los estudios que buscan pronosticar y prever la sustentabilidad de esta creciente plataforma. Hoy en día, son miles las empresas y negocios físicos que aceptan como medio de pago, transacciones llevadas a cabo por medio de las criptomonedas.

Ya son casi 10 años de la existencia de este activo, que sin duda alguna se han ido ganando paulatinamente la atención del público general, los medios de comunicación y la de los expertos. Desde el año 2011 el interés por esta tecnología ha aumentado exponencialmente, debido al ferviente ascenso del valor del Bitcoin en el 2013. A partir de allí, su credibilidad también se vio arduamente consolidada, hasta alcanzar el prestigio que hoy en día mantienen: las criptomonedas son una plataforma real, segura y descentralizada.

Por su parte, México ha dado un paso adelante en darle certidumbre a este mercado al aprobar la Ley Fintech, que si bien es debatible en algunos puntos, lo que busca es generar un marco regulatorio que permita proteger a los usuarios de este los riesgos que podría implicar el uso de este tipo de activos.

Son estas las características que hacen que más personas día con día se hagan expertas en el tema, e incluso incursionen en este mundo de manera directa, viendo la Blockchain y las criptomonedas como una oportunidad de mejorar su economía y finanzas personal y profesionalmente.

¿Cuántas personas de las que conoces han oído hablar del Bitcoin? ¿Te gustaría realizar trading?

Krypto Exchange

Written by

Plataforma mexicana para comprar y vender Criptomonedas, donde podrás hacer trading avanzado y disfrutar de la mejor interfaz del mercado www.krypto.com.mx

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade