La mágica verdad

El conejo no salía de aquel sombrero; los polvos mágicos ya estaban impuestos, el “Habra Kadabra” estaba dicho y la multitud continuaba expectante. Kandinski cerró los ojos, metió la mano deseando que apareciera y su pulgar se estrelló con sus otros dedos.

2do. Lugar Primera edición concurso: Cuentos de Verdad (Chile, 2013)