Derechos de autor para periodistas

Por Vicky Bolaños

Periodista. Foto: Esther Vargas/CC BY-SA 2.0

Los derechos de autor no siempre están claros para un periodista. Se puede comprobar en conversaciones con compañeros de distintos medios: pocos redactores o responsables se plantean a quién pertenece su trabajo o si coger una foto o copiar un texto de Internet implica algo.

Por lo general, toda la producción periodística, ya sea por escrito, imágenes o audiovisual, está en manos del medio de comunicación. Además, todo lo que se encuentra en la red bien tiene derechos de autor (todos o parte de los derechos) o es de dominio público, pero hay que fijarse.

Símbolos del copyright (izquierda) y del copyleft (derecha). Dominio público/Wikimedia

Los derechos de autor en tu medio

Por defecto, los contenidos tienen derechos de autor (copyright, en derecho anglosajón) es decir, el medio es propietario de todo lo que se publica o emite: “Todos los derechos reservados”. En RTVE, por ejemplo, los derechos pertenecen a la Corporación de Radio y Televisión Española, excepto en aquellos contenidos que pertenecen a otra compañía, en cuyo caso no se encuentra en la página web (un documental o una película, por ejemplo). También es el caso del resto de grandes medios generalistas: Antena 3, Telecinco, El País, El Mundo, etc.

En España hay algunas excepciones a la figura extendida del derecho de autor, medios que permiten que muchos de sus contenidos sean reproducidos, copiados o incluso remezclados bajo unas condiciones, ya que se suelen reservar algunos derechos. Una de las licencias más difundidas es la Creative Commons.

Dejar que tus contenidos aparezcan en otros lugares alimenta su prestigio y ayuda hacer marca

En España tienen licencia abierta para los contenidos propios 20 minutos, eldiario.es, Zoom News, La Marea, Diagonal Periódico o Bez Diario.

Es decir, aún con una licencia abierta, los objetivos de los medios son sostenerse con ingresos por suscripciones, publicidad, etc., pero también dar más libertad a la hora de difundir su información en particular y el conocimiento en general. Dejar que tus contenidos aparezcan en otros lugares alimenta su prestigio y ayuda hacer marca.

No puedes copiar o usar fotos alegremente

Ese momento “necesito una foto de alguien con un ordenador”, busco en Google y cojo la primera que encuentro, no puede ocurrir en el día a día de un periodista. Si es una foto con copyright, hay que tener una autorización del autor o autores (que pueden conceder permiso para usar una foto o cobrar por ella) o del propietario, si es una institución.

Lo mismo ocurre con un vídeo o un audio, no se pueden descargar y subirlos a tu plataforma como propios. El sistema de insertar el código (embeber) conserva la autoría y el enlace al vídeo y es la manera de usar ese tipo de materiales audiovisuales.

En cuanto a los textos, la Ley de Propiedad Intelectual de 2014 es muy clara respecto al trabajo sobre temas de actualidad en su artículo 33: “Los trabajos y artículos sobre temas de actualidad difundidos por los medios de comunicación social podrán ser reproducidos, distribuidos y comunicados públicamente por cualesquiera otros de la misma clase, citando la fuente y el autor si el trabajo apareció con firma y siempre que no se hubiese hecho constar en origen la reserva de derechos. Todo ello sin perjuicio del derecho del autor a percibir la remuneración acordada o, en defecto de acuerdo, la que se estime equitativa.

Cuando se trate de colaboraciones literarias será necesaria, en todo caso, la oportuna autorización del autor”.

Lagunas con los textos de notas de prensa

Algunas preguntas que surgen tras esta inmersión: ¿Qué ocurre con los textos de notas de prensa colgadas en ministerios, ayuntamientos, diputaciones, instituciones del Estado, universidades, museos y todo tipo de organismos públicos?

El copyright es la forma de propiedad intelectual que domina, con muy contadas excepciones (como es el caso del Macba, que permite reproducir gran parte de sus textos bajo licencia CC).

Es muy habitual (aunque no debería ser así) que los periodistas copiemos notas de prensa de todo tipo de los organismos antes citados. En muchas ocasiones son los propios gabinetes de prensa que envían textos con autorización para ser reproducidos. Pero, ¿y lo que se copia de la web?

Si miramos el aviso legal del Ministerio de Educación, por ejemplo (aunque se podría mirar cualquier otra institución: “ Se autoriza la reproducción total o parcial de los textos proporcionados por el portal, siempre que se mantenga su integridad y que se cite expresamente al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte como fuente de la información”. En periodismo, es común cambiar los textos y poco recomendable mantener la integridad.

Aunque ya hay incursiones en el mundo de las licencias libres, queda mucho camino de evangelización por delante. Los estudiantes de periodismo, si no han conocido estas licencias en el colegio o en el instituto, deberían contar con formación en esta materia.

Si quieres saber más, lee este artículo de Ricardo Galli en eldiario: Qué debes saber sobre derechos de autor si eres periodista o editor.

*Todos los artículos del Laboratorio de rtve.es en Medium son de dominio público, excepto las imágenes.