La La Land — Epílogo

Otra idea sobre qué pasa al final de la película.

Ya hemos leído, escuchado, pensado y visto dos teorías con las que prácticamente la mayoría está de acuerdo de lo que representa el mensaje de la escena final en La La Land.

Spoilers, duh.

La primera es que se trata de una película sobre películas, más concretamente de Hollywood. El hecho de que todo el tiempo nos recuerde que estamos ante una película con los constantes castings de Mia llorando (actuando que actúa), las escenas musicales, etcétera, nos lleva a pensar que el epílogo es una crítica a que se venera todo y no se valora nada.

El final con la escena teatral es la típica historia de una comedia romántica, dos personas se conocen, se enamoran instantáneamente, luchan por sus sueños, siguen juntos y terminan resolviendo todo. No hay mucho conflicto ahí, es decir, la vida real no es como en las películas. No siempre terminan juntos el chico y la chica con su gran sueño, a veces hay que dejarse ir para cumplir otras cosas.

La otra teoría que muchos hemos pensado es que se trata del hubiera. ¿Qué hubiera pasado si…? Pues bueno, mi idea de lo que representa el final va por aquí pero un poco diferente.

He escuchado a muchos decir que esta es la gran premisa de la película, y probablemente tengan razón. Es casi inevitable para todos nosotros pensar en que hubiera pasado con esa pareja que tanto amamos si hubiéremos hecho un poco diferente las cosas. Y aquí es donde la cosa se pone triste.

Mia es tu ex, esa persona que ya superó la relación y va con su vida, no que esté mal o sea una sin corazón, de hecho la vemos decaída al recordar, pero decide irse para no seguir pensando en eso. ¿Por qué? porque a diferencia de ella que volvería a hacerlo otra vez (como en la canción Audition) y probablemente lo haría igual a pesar de que eso le rompió el corazón, Seb le muestra que si él pudiera lo volvería a hacer, pero tomaría cada oportunidad para hacerlo mejor y no separarse. La hubiera besado en cuanto la vio, hubiera ido a su obra, hubiera estado ahí siempre, la hubiera seguido hasta Francia, hubiera, hubiera, hubiera.

Seb habría hecho las cosas distinto para que funcionarán, pero ella no. Por eso duele la película, porque tú (seas hombre o mujer) eres Seb, eres el que habría cambiado las cosas para seguir juntos, pero Mia ha seguido adelante.


Si te gustó o tienes alguna idea al respecto comparte lo que piensas en los comentarios y hablemos de la película. También escribí otro post sobre las canciones de La La Land y como estas cuentan la historia paralelamente, lo puedes leer aquí.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.