Decálogo de nuevos y viejos timos

En esta semana muchos han recibido por WhatsApp lo que era una nuevo timo. Algún conocido te enviaba a través de esta red una invitación para participar en una sencilla encuesta de un popular supermercado, una vez finalizada tenías que reenviarla a diez de tus contactos y luego para recibir el vale descuento de 150 euros debías llamar a un 806, un número de alta tarificación.

O bien, sin saberlo te estabas suscribiendo a un servicio de mensajería premium. Cada vez que recibes un sms te lo cobran, puede llegar a costarte hasta 1,20 euros cada mensaje. Así que te pueden dejar el bolsillo vacío, poco a poco, y cuando quieran.

#NOPIQUES en fraudes como el de los FALSOS vales de Mercadona…y cómo actuar ante trampas tendidas con SMS premium http://t.co/QcZUrd9Jt4
— Policía Nacional (@policia) agosto 20, 2015

Este engaño ha sido uno de los últimos. Las tecnologías permiten nuevas maneras de sacarle el dinero a la víctima. Y como nadie está libre de caer en estas trampas, repasemos los nuevos timos y los de toda la vida. Porque, aunque, parezca que ya nadie cae en los grandes clásicos, aún hay personas que son estafadas por estas tácticas. Veamos si hemos aprendido la lección o no, y si este negocio, el de la estafa, sigue funcionando.

Nuevos timos

Viñeta exclusiva de JRMora

Ante la ingente creatividad de los estafadores la policía nacional inició una campaña en las redes sociales para advertirnos sobre las nuevas prácticas de los timadores. Se llama #nopiques. Y cada año el Día de los Inocentes, es decir, el 28 de diciembre informa de las principales estafas detectadas a lo largo del año que está a punto de terminar.

El WhatsApp y sus infinitas posibilidades

Así en 2014 los móviles inteligentes se convirtieron en aliados de los estafadores. Muchos usuarios recibieron en sus cuentas de WhatsApp cebos donde se invitaba a que se llamara a un número de alta tarificación. Técnica que sigue siendo utilizada como hemos visto en estos últimos días. Entonces, era que se había contratado un crédito y que había que contactar urgentemente, por supuesto, llamando a un número que empieza por 80 o corto de cinco cifras. Otra de las excusas utilizadas eran, de nuevo, sorteos de dinero, teléfonos o cruceros.

Incluso, se especializaron en el envío de mensajes personales a través de sms donde al final acababas con un servicio premium o te iban alargando la conversación para seguir enviando mensajes, y así ir haciendo caja.

Pero, el WhatsApp, también, ha servido para otros timos como la posibilidad de espiar a números ajenos, algo que no es posible y, además, un delito. Incluso, algunos se acordaran del doble check, antes que lo permitiera la aplicación. En definitiva, la policía tiene claro que hay que extremar la precauciones y poner en cuarentena gran parte del contenido que recibimos.

“Por último, los grupos de WhatsApp están desbancando a las propias redes sociales como potentes altavoces de bulos irracionales, algunos, citando falsamente una fuente oficial; otros, nuevas versiones de bulos antiguos. Son numerosos los vinculados a la seguridad y a la salud, Este año fueron muy llamativos los relacionados con generar alarmismo infundado en relación al ébola. Desde el Grupo de Redes Sociales se recuerda la importancia de no creer ni difundir mensajes que no procedan directamente de fuentes oficiales y pedir al resto que no se le dé credibilidad alguna.
Riesgos totalmente infundados, supuestos malhechores que parecen de ficción, prácticas o crímenes muy propios de la ficción… son difundidos, en especial, por los grupos de adultos a todos sus contactos, sin verificación alguna”.

Jugar con las esperanzas de un trabajo

Curioso fue lo ocurrido con la serie Juegos de Tronos, otros que no eran la productora hicieron el agosto. Hasta 20.000 personas cayeron en él. Las falsas ofertas de empleo en las que se requiere, de nuevo, llamar a un teléfono de especial tarificación o pagar un trámite o curso previo es otro truco que sigue generando problemas a los más incautos. En 2014, los agentes de la Policía desarticularon un fraude masivo con un número Premium, vinculado a un falso casting de Juego de Tronos en España. Está claro, que no se puede olvidar aquello de nunca hay que dar dinero para trabajar. La policía nacional lo dice de otro modo.

“Aquellas supuestas ofertas de trabajo que requieren un desembolso económico previo no son, casi nunca, reales y esconden un engaño o afán lucrativo a costa de los que buscan empleo”.

Y ojo con los números de oficiales de atención al ciudadano o clientes de grandes empresas, y que son redirecciones para cobrarte hasta 11 €/minuto al usuario.

El phising llegó para quedarse

Por otro lado, la técnica de hacerse pasar por una entidad bancaria para quedarte con tus datos y a partir de ahí cobrarse en tu cuenta cargos fraudulentos sigue estando muy vivo, aunque, maquillado con nuevos ganchos. Incluso, esta práctica se extendió a los juegos on-line.

Pero, hay más. Muchos recibieron una llamada en inglés de personal de Microsoft. Había un supuesto fallo en el sistema operativo que tenían que arreglar, y luego pretendían cobrarlo. Y quizás, el colmo de los colmos timaron a empresarios y profesionales haciéndose pasar por comerciales de la Policía Nacional y Guardia Civil para que invirtieran en su revista.

Continuamente se detectan el uso de páginas y apps patrocinadas en las redes sociales, para tener un mayor eco, con el gancho de supuestos sorteos o regalos, en los que se distribuye malware. El uso de bots con un link acortado y un mensaje atractivo que oculta virus o redirecciona es también frecuente en la web 2.0. Buen ejemplo de ello, es el último que está circulando con el gancho de un retrato. ¿Te suena? Ya sabes, es un timo.

ATENCIÓN: Si clicas en todo lo q ves por Facebook sin desconfiar, eres carne de cañón de Fraude, malware… #NOPIQUES pic.twitter.com/4271QqFEiL
— Policía Nacional (@policia) agosto 21, 2015

Viejos timos que aún funcionan

Hasta aquí los nuevos engaños, pero, los clásicos de siempre siguen atrayendo a víctimas, como abejas a un panal de miel. Es más, aunque, tiene algunos años ya, en marzo de 2015 todavía había personas que cayeron en “el virus del porno”. Bloquea el equipo del usuario y te lanza un pantallazo en el que te advierte que para desbloquerarlo tienes que pagar una supuesta multa. Ahora se ha adaptado para los móviles, con la apariencia de un mensaje de las fuerzas de seguridad. La policía ha tenido que desmentir en varias ocasiones que no está sancionado ver porno.

¡No multamos por ver porno! El virus que estafa diciendo que es la Policía, también en móviles: #NOPIQUES ¡no pagues! pic.twitter.com/o4Q6cSN6Yj
— Policía Nacional (@policia) marzo 9, 2015

Pero, sí creías que ya no podía ser peor…Sólo en los últimos seis meses del año pasado se detuvieron a 29 personas especializadas en el timo del tocomocho y de la estampita. Según datos oficiales en en primer semestre de 2014 se detectaron hasta 375 casos de víctimas del tocomocho. Esto es te abordan y te dicen que tienen un boleto premiado y que no pueden cobrarlo por motivos equis. Así que al confiado le pedirán una suma grande de dinero a cambio de la papeleta agraciada, que, por supuesto, no tiene ningún premio. Su nombre deriva de “tocó mucho”.

Y en cuanto al timo de la estampita en este mismo período de tiempo se denunciaron otros 169. Este clásico consiste en que una persona con una presunta discapacidad intelectual te muestra un fajo de billetes a los que no les da ningún valor. Al poco tiempo, llega otro individuo que te “abre los ojos” para trates de convencer al discapacitado para que te dé su dinero dándole joyas o dinero de verdad. Cuando en realidad se lo estás cambiando por un billete verdadero y el resto son trozos de papel sin ningún valor.

El secuestro y sus variantes

También, hay que recordar el secuestro express o virtual. El truco está en robar el móvil de la persona supuestamente secuestrada a algún familiar de su agenda y pedir un rescate. Tienen que actuar rápido y no dejar pensar a la víctima para que pague lo antes posible, y que mientras tanto no aparezca en casa el supuesto rehén. Incluso, se descubrió que manera aleatoaria iban llamando a números de teléfono, era tanto el miedo que infundían que muchos realizaron el pago. En otros casos, la información que damos en nuestras redes sociales sirvió para que algunos de estos timadores la utilizaran fingiendo un secuestro.

Las gangas que no existen

Aunque es un viejo conocido por todos, se sigue intentando timar al inocente con gangas que no existen, sobre todo, el alquiler de inmuebles. Se ponen anuncios con fotografías de bonitas viviendas, dignas de revistas de decoración con un precio muy asequible, en portales de compraventa. Y cuando te interesas por ella, te dicen que el propietario no se encuentra en España, y para alquilarla o simplemente verla, tienes que hacer un ingreso. Por supuesto, el piso no existe y si has picado, ya ten sacado los cuartos.

De hecho, se tiene constancia de que se está produciendo desde 2009, como se puede comprobar en este correo que conservo desde esa fecha. En este ocasión era para una vivienda en Granada, en Gran Vía, en pleno centro, por 400 euros, y su dueña estaba supuestamente en Reino Unido.

Correo que la víctima recibirá si contacta con el posible arrendador de la vivienda

Modalidad de estafa que se realiza con diversos productos, como coches, por ejemplo. Siempre está fuera el vendedor, y requiere que adelantes un dinero sin ver nada de lo que inicialmente vas a adquirir.

Así que la conclusión a la que podemos llegar es que al fin y al cabo los timos y estafas siempre suelen ser las mismas, lo único que cambia es su apariencia y maquillaje. Y como reconoce la propia policía cualquiera en un momento dado puede verse envuelto en un engaño, aunque existe un colectivo especialmente vulnerable como son las personas mayores. Hasta un 51% de los timados tienen más 65 años.

Si te ha gustado y quieres colaborar,

puedes convertirte en un humilde patrocinador:

Currículo autora

Originally published at www.gatoflauta.com on August 22, 2015.