España ocupa el puesto 27º en innovación

La economía española ocupa el puesto vigésimo séptimo en el mundo en cuanto a innovación tecnológica. Lo ha atestigua la Organización Mundial de Propiedad Intelectual que acaba de publicar su ranking global. En él se han estudiado 141 naciones bajo el prisma de 79 indicadores. Si miramos los países del resto de Europa tenemos por delante hasta 17 estados, como Malta una posición por delante nuestra o Estonia en el 23.

Aún así, en los últimos cuatro años hemos avanzado hasta cinco puestos. Proeza que no ha sido destacada por este organismo internacional que señala los esfuerzos de la República Checa (24º) que está entre los 25 países mejor situados e Irlanda (8º), que se encuentra entre los 10 países en cabeza de lista.

Por otro lado, este organismo internacional reconoce como algunas economías consideradas pobres como Rwanda que ocupa el 94º puesto, Mozambique, el 95º, o Malawi, el 98º están sacando rendimiento a los políticas puestas en marcha para optimizar sus escasos recursos. A ellos vienen a añadirse Kenya, Malí, Burkina Faso y Uganda, que en líneas generales también están dejando a la zaga a otras economías que tienen su mismo grado de desarrollo.

Las primeras posiciones corresponden a Suiza, Reino Unido, Suecia, Los Países Bajos, Estados Unidos y Finlandia. Alemania se encuentra en el escalón décimo segundo de este podium.

Foto: Alexandre López

El secreto para ser más competitivos

Según este estudio, los Estados Unidos y el Reino Unido se sitúan por delante, en gran parte por sus universidades de primera clase, seguidos a poca distancia por el Japón, Alemania y Suiza. De hecho, en el caso británico en el anterior listado ocupaba el puesto décimo y ahora gracias a la inversión realizada se lleva la medalla de plata. Su población tan sólo supone el 1%, pero aporta el 16% de las investigaciones más importantes.

Mientras tanto, las universidades españolas, tampoco, están entre las primeras universidades del mundo, ni siquiera entre las 100 primeras. El mejor centro universitario nacional es la Universidad de Barcelona, y sitúa entre el puesto 151 al 200. Por lo que según este documento, España difícilmente va a ocupar un lugar destacado en innovación.

Además, entre sus conclusiones se desprende que una de las herramientas más eficaces para conquistar posiciones está en un plan de políticas de innovación coordinado, entre las instituciones y las empresas que contraten científicos con la formación adecuada.

Cuando en nuestro país muchas voces hablan de fuga de cerebros por la falta de trabajo y de perspectivas para nuestros investigadores, incluida la monarquía. Lo que indica que es una realidad más que evidente, si una institución como es ésta no le quedó más remedio que reconocerla. Lo hizo el pasado 24 noviembre en el 85º aniversario del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Si te ha gustado puedes convertirte en un humilde patrocinador:


Originally published at www.gatoflauta.com on September 18, 2015.

Like what you read? Give Raquel García a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.