Desconectar Bajo El Agua En Marruecos En Un Hamman

No será una isla desierta en mitad del paraíso, pero sigue siendo uno de los mejores lugares del mundo en los que relajarte y conectar con tu belleza. Os estoy hablando de Marruecos. El país en el que el desierto y el mar se funden en el horizonte es uno de los lugares más emblemáticos del planeta en los que alcanzar el relax que siempre has deseado. Si lo que quieres es olvidarte del estrés, purificar tu cuerpo y conectar con la cultura árabe clásica, Marruecos será tu nuevo hogar.

En Marruecos hay muchas cosas que tienes que hacer sí o sí, y lo más probable es que no tengas tiempo para todo. Sin embargo, si has decidido viajar a Marruecos en busca de la belleza árabe natural, lo primero que tienes que hacer es poner en práctica el ritual de hamman. Estos baños públicos son el secreto de belleza de todo marroquí, los encontrarás en todas las ciudades más relevantes del país. Existen hamman para locales, bastante frecuentados por los habitantes de la Medina de algunas ciudades como Tetuán o Fez, y otros destinados exclusivamente para turistas. Por supuesto, el precio de los primeros es bastante inferior, pero puedes escoger el que mejor se adecue a tus gustos y posibilidades de viajero.

Empiezas a entrar en calor. Tu cuerpo suda. Tus poros se abren y entre ese calor vas hallando la sensación de relax que tanto anhelabas. Así vas pasando de una sala cálida a una templada, de nuevo a la caliente, terminando en el cuarto frío. Limpieza y relax. Ahí anida el secreto de belleza marroquí para tener una piel totalmente sana. Si decides apostar por un hamman público hay una serie de recomendaciones que deberías tener en cuenta.

Si, por el contrario, lo que realmente estás buscando en Marruecos no es tanto la tradición y cultura local como el lujo y la belleza, lo mejor es que optes por algunos pequeños hoteles con encanto que cuentan con baños árabes exclusivos para sus clientes. La mayoría de veces, lo que necesitamos es un poco más de intimidad para disfrutar por completo de nuestro relax o simplemente para ponernos cariñosos con nuestra pareja. Para ello, os recomiendo La Tangerina. Un alojamiento con mucho encanto en Tánger y que cuenta con el que para mí es uno de los mejores hamman del país, por lo menos con uno de los más históricos. Sus dueños encontraron las ruinas de uno de los pocos baños árabes que quedaban en la kasbah y decidieron reconstruirlo consiguiendo uno de los hamman más tradicionales del país.

Evidentemente, relajarse en un baño árabe es una de las mejores opciones si decides explorar el Marruecos más romántico de todos. Ya me lo estoy imaginando: el calor, el agua que va arrugando cada uno de vuestros dedos mientras os acariciáis (caricias que estén permitidas públicamente). Hay ciertos hoteles perfectos para disfrutar de vuestras vacaciones románticas, algunos de ellos incluso son ideales para vivir vuestra luna de miel. Y es que un hotel con encanto y con un baño árabe es sin duda la mejor opción para un viaje de recién casados.

Los baños árabes de mayor lujo se encuentran en algunos de los hoteles con más encanto del norte del país: Tetuán, Tánger o Fez cuentan tanto con hamman privados como públicos de gran calidad y lo mejor de todo, con una decoración tradicional basada en preciosos mosaicos de cerámica árabe. La calidez y la relajación están a tu alcance. ¿Te apetece mojarte en Marruecos?

Laia Barreda @laibarreda


Originally published at mevoydeviaje-guiaparaviajeros.blogspot.com.es on April 29, 2015.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.