Aeonium Arboreum

En un marco negro
 me pierdo,
 y tus ojos me paralizan
 contra la pared,
 ante la sed,
 así recuerdo como amar

En un mundo lleno de destellos
 me protejo
 entre tus cabellos oscuros,
 en esos brazos plenos,
 entre susurros.

Al final sonrío.
 Las emociones fluyen,
 cómo un río,
 así se diluyen,
 mis penas… mientras sonrío.