¿La marca busca o la marca encuentra?

No es una pregunta capciosa. No es una encrucijada primordial sobre el huevo y la gallina. Ni un intento de física cuántica, en la que el objeto tiene al menos dos posibilidades: estar estando o estar no estando. Tampoco un contrapunteo de conceptos: búsqueda y encuentro, pues en todo caso dependería de qué lado estés para definirlo.

Aquellos que estén dentro de la marca (es decir, la empresa) dirán que la marca busca, aquellos que gustan de la marca (es decir, consumidor) dirán que la encuentran.

Ambas posturas son ciertas, ambas falsas. Mi respuesta a la pregunta, es que la marca es la unión de las dos caras, como la moneda -que es lo que hace girar los negocios. Hasta aquí nada nuevo, a menos de que no cuentes con la consciencia para aprovecharlo como directivo, gerente o dueño de la marca para con ello facilitar los procesos internos para hacerla llegar a la gente y la encuentren, haciéndole ver que tuvo que hacer muy poco para buscarla.

El huevo es la infraestructura, procesos, capital de trabajo, recursos humanos, etc. La gallina es logo y empaque, promesa de marca, entrega de valor.

No importa entonces si estás dentro del cascaron trabajando para estar fuerte cuando te busquen o si estás afuera cacareando tus bondades para que te encuentren. Lo que importa es que vincules ambas partes.

Entendiendo:

  • Que afuera es donde el negocio se conecta con la gente, que es quien le da sentido a todo nuestros esfuerzos.
  • Que es afuera donde realmente está tu modelo de negocio.
  • Que es afuera donde la gente tiene evidencia de ti, donde puedes ser relevante, innovador o distinto.

Así que no se trata de lanzar la moneda al aire para ver si sale huevo (sello) o gallina (aguila) sino de ponernos a trabajar en ambas lados para que el negocio siga circulando.

Like what you read? Give Rodolfo a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.