La Puntica No Ma’

¡Ay La Puntica! no sé por qué me gustas tanto, tal vez es por el veneno que tienes dentro que, con solo una pisquita de toqueteo, seduces hasta un puercoespín.

La Puntica No Ma’ 2017 · Photo Lucien Samaha ·

La Puntica No Ma’ es un colectivo, una familia, un estilo de vida que le abre las puertas a todo aquél que se deja convencer por algún “puntero” alrededor del mundo, a sentir las últimas ráfagas de brisas decembrinas que abrazan Barranquilla, a empaparse de piel y sudor brillante y a entregar 8 kms de energía pura a los madrugadores barranquilleros que salen a las calles a carnavalear.

Después de cuatro años de participar y celebrar con La Puntica, vivir su quinceañero y su mayoría de edad, siento que con cada año que pasa, nos echan más pa’ atrás. Este año fue literal. Aunque no faltó el puntero positivo que dijo: “cerramos la batalla de flores con broche de oro”, 4 horas de espera y 36 grados de calor derriten a cualquier personaje gestado en un embarazo rumbero que tomó meses de pechiche. Ver cómo la gente que madrugó se va por el cansancio de estar todo el día bajo el sol, cómo en los palcos quedan sólo unas cuantas latas de cerveza y botellas de ron, y la gente borracha empezando a saltar las vallas y a meterse en la comparsa, nos deja en el puro desorden del fin del desfile. La Puntica, la comparsa 195 de, supuestamente 230, fue la escarcha que se barrió y se metió debajo’e la cama, pa’ que la visita no la viera.

MUJU · Photo Lucien Samaha ·
La Puntica No Ma’ (lo quieran o no algunos) es y hará parte del Carnaval de Barranquilla.

Los rostros de las personas cuando ven a La Puntica lo dice todo; los niños, las mujeres, los policías, la foto con el bebé, el propio diciendo: “eso’ son puro’ gringos” y luego bailando con el personaje con el culo afuera, y la excitación que traen los nuevos punteros, es parte de la experiencia memorable que se repite cada año. En esta ocasión tuvimos el HONOR (con mayúscula sostenida) de contar con Dayra Benavides en la comparsa, representando el Carnaval de Negros y Blancos, con un personaje impresionante que no podías dejar de mirar fijamente. Nuestros capitanes Yeye Yepez y Paul Zambrano junto a un gran equipo de punteros mayores, se esmeraron, meses previos a la Batalla de Flores, en repartir todo el conocimiento puntero a los nuevos integrantes. Los artistas Flavia Rosales y Daniel Angulo, y el arquitecto Francisco González, fundadores de la comparsa, que siempre nos sorprenden con sus disfraces; George Pinilla, Lucien Samaha, Catalina Por Dios, Felipe Ginebra, Hoyo Negro, Camilo Pachón, Orly Anan, Mr. Joe, y un innumerable grupo de artistas, diseñadores, escritores, bailarines, investigadores, cinéfilos y fotógrafos se reúnen cada año alrededor de La Puntica para inundar la vía 40, transmitiendo luz y energía al pueblo barranquillero. Considero que absolutamente nadie en Barranquilla puede darse el lujo de perderse semejante performance colectivo y representación contemporánea del Carnaval.

La sombra que salió por la Raja en el Espejo · Photo Lucien Samaha ·
La Mandorla Ancestral · Photo Lucien Samaha ·
El Cohete Extraordinario · Photo Lucien Samaha ·
Espíritu Florecido · Photo Lucien Samaha ·

No podía permitirme no escribir esto porque la gente tiene que saber que en algún rincón del Carnaval estamos nosotros, cada año, los punteros, esperando a que te unas al jolgorio, a la inclusión, a la interpretación e improvisación teatral, a la liberación de almas, a la recocha, al baile instintivo, al disfraz espontáneo y al pechiche significativo de La Puntica No Ma’ que trasciende cualquier desfile riguroso y se consolida cada vez más.

¡Felices 18 años Puntica!

Hoyo Negro & Mamogallo · Photo Lucien Samaha ·

Ver más fotos punteras:

Facebook

@lsxls

@lumania16